MéxicoNoticias

“¡No tengo nada que ver, que Dios los perdone!”: últimas palabras de hombre linchado en Puebla

Estas palabras las dirigió el hombre a su esposa a través de una videollamada que realizaba mientras se dirigía a comer

La semana pasada,  pobladores de Tepexco y Cohuecan, Puebla, lincharon a 7 presuntos secuestradores y dos de ellos, se decían ser inocentes.

Dichos hombres fueron identificados como Ulises Odair y Merary Zuriel, quienes habían ido a comprar comida cuando una multitud de gente los alcanzó y señaló como secuestradores.

La viuda de Ulises fue entrevistada por el diario El Sol de Puebla y afirmó que su cónyuge y su hermano (Zuriel) tenían un año de estar trabajando en esa zona, donde mandaban dinero para sus respectivos hijos quienes viven en Chilpanchingo, Guerrero.

Además, la esposa dio a conocer que mientras perseguían a los hombres, ella se encontraba en una videollamada con Ulises, por lo que el hombre linchado alcanzó a decirle:

“Si no salgo de esta, quiero decirte que no tengo nada que ver, y no hay de otra, que Dios los perdone”, afirmó el hombre al borde de las lágrimas antes de que perdiera comunicación con su pareja y fuera linchado.

“El miércoles me hizo una videollamada Ulises, cuando salieron por comida, yo hablaba con mi esposo, en eso muy asustado me dijo él que venía muchísima gente, como unas 300 personas que gritaban que éramos secuestrados, venían armados con palos y machetes, pero además unos venían montados en caballos y otros traían perros”, narró la viuda.

Asimismo, la mujer afirmó que su hermano Zuriel era taxista, pero al quedarse sin trabajo viajó al municipio guerrerense de Tlapa, donde tampoco consiguió empleo. Tiempo después conoció a un hombre que le ofreció trabajo en un rancho cercano al municipio de Tepexco, por lo que decidió invitar a su cuñado.

“Ambos se fueron para allá donde su patrón era muy bueno y les daba alojamiento, además de su pago”, detalló la pareja del fallecido.

Cabe mencionar que la viuda afirmó que fue “un calvario” identificar y reclamar los cuerpos, pues aunque ya estaban putrefactos, la comandancia ministerial de Izúcar dijo que “era necesario identificar los siete cuerpos para poder entregarlos juntos”.

No obstante, en los primeros minutos del pasado sábado fueron entregados los cuerpos y ahora exigen justicia pues aseguran que eran inocentes.

Te puede interesar:  Linchamiento de 7 presuntos secuestradores en Cohuecán y Tepexco

Con información de El Sol de Puebla

 

 

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close