MéxicoNoticias

Arrancan las uñas, dientes y rapan a sus víctimas: así operan “Las Pelonas” en la CDMX

"Las Pelonas", quienes raptan a estudiantes universidades al sur de la capital, han secuestrado desde el año 2002 y 2003

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, la banda de secuestradores “Las Pelonas”-que rapta a estudiantes universidades al sur de la capital- opera desde 2015, no obstante, hay casos que datan a principios de este milenio.

El periodista Héctor de Mauleón detalló en su columna “El escalofriante infierno de ‘Las Pelonas’”, que entre el año 2002 y 2003 la banda delictiva– que se caracterizó desde el principio por su agresividad para negociar el rescate de sus víctimas- comenzó a operar en el sur de la capital.

En los primeros casos le arrancaban a los cautivos uñas y dientes, sin embargo, años después se volvieron especialistas y a los familiares de una empresaria les enviaron videos en los que se veía como la “tableaban”, abusaban sexualmente de ella y  la raparon.

Debido a lo anterior, se les bautizó como la banda de “Las Pelonas” y se les caracterizó por no regresar con vida a sus víctimas y maltrataban con violencia verbal hacia los familiares.

Por otro lado, los policías antisecuestros aseguraron que algunos elementos de la entonces Agencia de Investigación Criminal, AFI, formaban parte del grupo. Además, la Policía Federal aseveró que dos o tres miembros relevantes de la organización fueron detenidos.

No obstante, la organización Alto al secuestro, es probable que los detenidos hayan quedado en libertad y estén de vuelta en la calle, por ello, podrían estar relacionados con secuestros ocurridos en Tlalpan, Coyoacán y Xochimilco.

Como ejemplo, Mauleón informó que en diciembre de 2007 la banda secuestró a una joven universitaria, cuyo padre empresario estuvo al tanto de la desaparición de su hija.

De acuerdo con información de su padre, “Las Pelonas” simularon un choque y cuando la joven descendió de su vehículo fue raptada. Las acciones fueron captadas por cinco personas y tres vehículos, sin embargo, se la llevaron en su propio auto.

Sin embargo, cuando el padre de la estudiante entregó el video a las autoridades, la policía comenzó a sospechar de un autosecuestro y “en vez de investigar a los secuestradores, comenzaron a investigarme a mí”. Además, el coche estaba lleno de huellas que la policía extravío.

La primera vez que la banda se comunicó con él fue con la voz de su hija quien le indicaba, a través de una grabación, “que las cosas iban a ser tan difíciles o tan fáciles” como el empresario quisiera.

La segunda llamada fue de un hombre “hábil, amable, de barrio”, quien le dijo que era un profesional “me pagas, te entrego a tu niña. No me cumples y yo te digo donde está el cuerpo”.

Lamentablemente, no volvieron a llamar en un mes, pero en enero de 2008 obligaron al padre a salir a pagar una cantidad ostentosa, cuyo pago se realizaría en las inmediaciones del Circuito Mexiquense, no obstante, no volvieron a llamar.

“Era un maltrato irracional, el castigo nunca bajó. Llamaban para agredir y decir bajezas. La investigación nunca avanzó. Intenté ver al procurador Mancera varias veces y jamás me recibió”, detalló el padre.

Después de efectuar diversos pagos y de dos años, dos meses y dos semanas supo que su hija había sido asesinada. Lo supo porque fue a entregar una muestra de ADN a la PGR y ahí le dijeron que el ADN correspondía con el de una muchacha, cuyo cuerpo fue encontrado en Huitzilac.

“Le hicieron todo lo que dijeron: le cortaron una oreja, le rompieron los dientes, la tuvieron encadenada: no tenía comida ni agua en el cuerpo”, expresó el empresario, al tiempo que resaltó no hubo detenidos.

Pixabay

Te puede interesar:  ‘Las Pelonas’ secuestran y asesinan a universitarios del sur de la CDMX

Con información de El Universal

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close