score
MundoNoticias

Un millón de especies en peligro de extinción; su desaparición se acelera sin precedentes

Se estima que un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción, como las Naciones Unidas acaba de revelar en un reciente estudio

Los humanos estamos transformando el planeta Tierra de manera tan drástica que se estima que un millón de especies de plantas y animales están en peligro de extinción, como las Naciones Unidas acaba de revelar en un reciente estudio.

El reporte de 1,500 páginas, que compiló las opiniones de cientos de expertos y se basó en cientos de estudios previos, es la prueba más exhaustiva y real que se ha hecho sobre el declive de la biodiversidad en todo el mundo y los daños que la civilización humana ha provocado sobre el planeta.

El estudio, presentado en París arrojó conclusiones crudas. En la mayoría de los hábitats terrestres principales, desde las sabanas de África hasta los bosques tropicales de América del Sur, la abundancia promedio de plantas y animales nativos ha disminuido en un 20 por ciento o más, principalmente durante el siglo pasado.

Con la población humana superando los 7 mil millones, actividades como la agricultura, la tala, la caza furtiva, la pesca y la minería están alterando el mundo natural a un ritmo “sin precedentes en la historia de la humanidad”.

Al mismo tiempo, surgió una nueva amenaza: el calentamiento global que se ha convertido en uno de los principales impulsores del declive de la vida silvestre, según la evaluación, al cambiar o reducir los climas locales en los que muchos mamíferos, aves, insectos, peces y plantas evolucionaron para sobrevivir.

Como resultado, se proyecta que la pérdida de biodiversidad se acelerará hasta el 2050, particularmente en los trópicos, a menos que los países intensifiquen drásticamente sus esfuerzos de conservación.

El informe no es el primero en pintar un retrato sombrío de los ecosistemas de la Tierra. Pero va más allá al detallar la estrecha relación entre el bienestar humano y el destino de otras especies.

El estudio también detalla que los humanos están produciendo más alimentos que nunca, pero la degradación de la tierra ya está dañando la productividad agrícola en el 23 por ciento de la superficie terrestre del planeta. La disminución de las abejas silvestres y otros insectos que ayudan a polinizar las frutas y verduras está poniendo en riesgo hasta 577 mil millones de dólares en la producción anual de cultivos. La pérdida de bosques de manglares y arrecifes de coral a lo largo de las costas podría exponer a más de 300 millones de personas a un mayor riesgo de inundaciones.

Los autores señalan que la devastación de la naturaleza se ha vuelto tan grave que los esfuerzos parciales para proteger especies individuales o establecer refugios de vida silvestre ya no serán suficientes. En su lugar, piden “cambios transformadores” que incluyen reducir el consumo excesivo, reducir la huella ambiental de la agricultura y acabar con la tala ilegal y la pesca.

“Ya no es suficiente concentrarse solo en la política ambiental”, dijo Sandra M. Díaz, autora principal del estudio y ecóloga de la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina. “Necesitamos incorporar consideraciones de biodiversidad en las decisiones de comercio e infraestructura, la forma en que la salud o los derechos humanos se incorporan en todos los aspectos de la toma de decisiones sociales y económicas”.

A menos que las naciones intensifiquen sus esfuerzos para proteger los hábitats naturales que quedan, podrían presenciar la desaparición del 40 por ciento de las especies de anfibios, un tercio de los mamíferos marinos y un tercio de los corales formadores de arrecifes. Según el informe, más de 500,000 especies terrestres no tienen suficiente hábitat natural para asegurar su supervivencia a largo plazo.

 

Con información de The New York Times.

 

También te puede interesar: La cerveza podría duplicar su precio por culpa del calentamiento global.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button