MundoNoticias

Nace la primera bebé por trasplante de útero de un cadáver

A causa de una enfermedad la receptora no podía procrear de manera natural, por lo que, gracias a este trasplante de útero, pudo dar a luz a una niña sana.

Cerca del 10 y el 15 por ciento de las parejas en edad reproductiva presentan problemas de infertilidad. Sin embargo, varios de estos casos pueden procrear gracias a técnicas de reproducción asistida. Entre ellas existe el trasplante de útero.

Se sabe también que una de cada 500 mujeres infértiles lo son debido a anomalías uterinas congénitas o derivadas a lesiones o infecciones. En estos casos, las probabilidades de procrear de manera natural son prácticamente nulas. Ya que a pesar de la fecundación in vitro, los óvulos y embriones fecundados, no podrían implantarse en sus úteros de manera exitosa. Es por ello que sus opciones se reducían a adopción o a la subrogación. Y ésta última dependía de si era permitida en su país.

Sin embargo, en septiembre de 2013, se abrieron nuevas posibilidades para las mujeres con estos problemas de fertilidad. Pues en Suecia nació el primer bebé gracias a un trasplante de útero.

Posterior a este caso, ha habido 38 casos más, de los cuales sólo diez han concluido la gestación con éxito. Esto debido a que la compatibilidad entre donante y receptora es bastante complicada.

Es por ello que en los últimos años se intentó reproducir esta técnica, sólo que a través de úteros donados por pacientes fallecidas. En total se llevaron a cabo diez intentos sin éxito en Estados Unidos, República Checa y Turquía.

Sin embargo, el día de hoy en el sitio de The Lancet, se notificaría que, en São Paulo, Brasil nació una niña gestada en un trasplante de útero de una donante fallecida. Este sería el primer nacimiento de este tipo en América Latina y el mundo.

Una luz de esperanza contra la infertilidad

La receptora se sometió a un tratamiento de cuatro meses. En el que se inició un ciclo de fecundación in vitro, de cual ocho óvulos fueron fertilizados exitosamente y criogenizados. Posterior a esto, la paciente se preparó para la intervención de trasplante de útero. Mismo que fue llevado a cabo con éxito.

La paciente receptora, es una mujer de treinta y dos años que nació sin útero a causa del síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser (MRKH). En cuanto a la donante, era una mujer de cuarenta y cinco años, que murió a causa de un accidente cerebrovascular.

Posterior al trasplante de útero exitoso, se llevó a cabo la transferencia de los óvulos fertilizados in vitro. Del cual, tras 35 semanas de gestación y una cesárea, nació completamente sana una niña de dos kilos y medio de peso.

Tras el alumbramiento, le fue retirado el útero a la receptora. Siete meses después del alumbramiento, la pequeña tiene un peso de 7 kilos 200 gramos. La madre aún sigue amamantando.

 

 

 

Con información de Hipertextual.

 

Te puede interesar: ¡Ya se le nota la pancita! Odalys presumió su embarazo en bikini

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Close