Noticias

Sismo: ¿Qué hacer, cómo replegarse e identificar los muros de carga de tu casa u oficina?

El 19 de septiembre de 1985 y 2017, marcaron a México debido a los sismos que ocurrieron en esas fechas.

Nuestro país está ubicado en una zona de alta sismicidad, porque aquí interactúan cinco placas tectónicas: la de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la placa del Caribe, por lo que es importante tener presentes los protocolos de seguridad ante un sismo.

En caso de un movimiento telúrico y te encuentras en planta baja o un primer piso, lo recomendable es evacuar (si es que puedes hacerlo en máxico 50 segundos).

Si te encuentras en un piso más alto o en un inmueble cuya salida sea más complicada, es esencial tener identificadas las áreas de menor riesgo, replegarte y una vez pasado el sismo, salir. De esta manera, de acuerdo con los especialistas, podrás tener más probabilidades de sobrevivir en caso de un escenario catastrófico como el del año pasado.

Y es que tras el terremoto de 2017, una gran cantidad de los cuerpos recuperados de entre los escombros, fueron encontrados en los pasillos y cubos de escaleras.

De acuerdo con Fabricio, instructor de Protección Civil de la Ciudad de México, estos pueden ser los castillos; muros de carga, que deben oírse sólidos al momento de golpearlos para que sean seguros; y trabes, las cuales normalmente se encuentran cruzando las habitaciones.

“Aunque el edificio colapse tienes más probabilidades de sobrevivir si ubicas la zona de menor riesgo y realizas el repliegue. La gente que se pudo rescatar con vida (el 19S), si bien es cierto con lesiones, pero salvaron su vida, fueron encontrados en estos espacios vitales”, detalló César Trejo Alcaraz de Protección Civil en Movimiento, al diario Excelsior.

En caso de que las zonas de menor riesgo haya espejos u objetos que puedan caerse, es necesarios retirarlas para mantener el área despejada y evitar accidentes. Si hay ventanas, en el momento del movimiento telúrico hay que alejarse de ellas.

Fabricio señala que otro lugar seguro es el cubo de los elevadores, debido a que están construidos de concreto y están diseñados para aguantar el peso de al menos 10 personas.

En caso de encontrarse en las escaleras al instante de un sismo, es recomendable quedarse ahí, garrarse del barandal y no moverse hasta que pase el temblor; ya que al intentar bajar o subir, el movimiento podría provocar un colapso debido a que las escaleras no son firmes.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button