score
Noticias

Mujer de 98 años toma fuerza para cuidar a su hijo de 80

“No importa la edad, nunca dejas de ser madre”, dice Ada Keating, de 98 años de edad, quien decidió mudarse a una residencia de Liverpool para cuidar a su hijo de 80 años.

Debido a que Tom necesitaba cuidados especiales, su madre tomó la difícil decisión de ingresarlo a una residencia para que tuviera los cuidados pertinentes; sin embargo no soportó demasiado estar lejos de él y decidió trasladarse a vivir a su lado.

“Todos los días voy a la habitación de Tom a darle los buenos días y las buenas noches. Cuando salgo a la peluquería, él está pendiente de mi regreso y cuando vuelvo me recibe siempre con los brazos abiertos para darme un abrazo”, dice Ada.

Por su parte, Tom se dice muy “feliz de ver a mi madre todos los días ahora que ella vive aquí. Ella es muy buena cuidando de mí”.

Ada y su hijo no están solos en este mundo, a menudo los visitan sus familiares, quienes están felices por ver juntos de nuevo a Ada y Tom.



Artículos Relacionados

Back to top button