score
Noticias

Caso Ayotzinapa, un “crimen espantoso”, publica The Economist. Con José Cárdenas

De acuerdo con lo publicado por el periódico The Economist, Aypotzinapa es un desastre para el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

En su más reciente publicación, The Economist calificó el caso como un “crimen espantoso”, cuyo posible encubrimiento recuerda a los mexicanos lo que más les disgusta de su gobierno.

En el espacio de José Cárdenas, se indicó la publicación destaca que a unos días de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) entregó su informe sobre el caso de la desaparición de los 43 normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, nadie sabe lo que sucedió la noche del 26 de septiembre 2014 en Iguala pero todo el país está especulando.

“¿A quién, se preguntan los mexicanos, está protegiendo el gobierno? al Ejército y a la Policía Federal, sospechan muchos. Los mexicanos están aún más horrorizados por el comportamiento de los policías locales”.

The Economist reseña cómo el GIEI se ha quejado de que el gobierno mexicano obstruyó su investigación al no permitirle entrevistar a soldados del 27 Batallón de Infantería con sede en Iguala.

Refiere también que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha dicho que, de acuerdo con un testigo, oficiales de la Policía Federal (PF) estaban presentes cuando los estudiantes fueron sacados de un autobús y agrupados en patrullas municipales sin haber interferido.

El Grupo de Expertos, subraya la publicación, cuestiona también si el Ejército no actuó cuando pudo hacerlo. Y se refiere a la “verdad histórica” del gobierno como “impactante”.

The Economist destaca además que fue debido a la presión de las familias de los estudiantes desaparecidos que el gobierno invitó a expertos extranjeros convocados por la CIDH, para investigar. Añade que el grupo no encontró evidencia alguna de que los estudiantes hubieran sido quemados en basurero de Cocula y que ha sugerido que uno de los autobuses quizá estaba siendo utilizado para transportar heroína de Guerrero a Chicago.

Asimismo indica que para el presidente Enrique Peña Nieto el caso ha sido un desastre de relaciones públicas pues le tomó un mes reunirse con las familias de las víctimas y 17 meses visitar Iguala.

Finalmente, advierte que el establecimiento del Estado de derecho en México tomará años.

Este duro editorial se suma a un artículo prec}vio del The New York Times titulado “México escapa de la verdad”, donde señala que la ausencia de autoridades mexicanas durante el informe final del GIEI evidencia la falta de disposición del gobierno para arreglar las fallas de las instituciones de procuración de justicia.

Publica el artículo que ninguna autoridad mexicana se molestó en ir, esto habla mucho sobre la falta de voluntad política para reformar las instituciones judiciales y su insensibilidad a sus ciudadanos.

Indica que es imposible no interpretarlo como una acusación al notoriamente corrupto y a menudo brutal sistema de justicia en México.

También refiere las discrepancias existentes entre el GIEI y la PGR por el peritaje del basurero de Cocula donde de acuerdo con la versión de las autoridades mexicanas fueron incinerados los jóvenes tras su desaparición.

jgr



Artículos Relacionados

Back to top button