score
Noticias

“Orfandad: El padre y el político”, en política existieron personas con mística: Reyes Heroles. Con Loret de Mola

El escritor Federico Reyes Heroles presenta el libro “Orfandad: El padre y el político”, a 30 años de la muerte de Jesús Reyes Heroles, su padre; a través de este material explica que en México existieron personas con mística de trabajo, y que la política es algo mejor de lo que es y puede ser, “sí existen este tipo de personajes”.

En entrevista en “Contraportada” Federico Reyes detalló que a través de este libro se cuenta la historia de una persona que vino de una familia de escasos recursos, “y que llega a ser un hombre de prestigio, de éxito, de culto, se nos olvida esa movilidad que también estuvo en el país y que explica buena parte de lo que somos”.

Reyes Heroles sirvió a la política mexicana desde los sexenios de Adolfo López Mateos, hasta el final de la presidencia de Miguel de la Madrid, y durante el sexenio de José López Portillo, llegó a ser secretario de Gobernación, sin embargo y a pesar de que contaba con la capacidad para ser presidente de la República, cuando Gustavo Díaz Ordaz le preguntó si contendería por la presidencia con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), él sabía que por ser hijo de padres extranjeros, esa opción estaba anulada.

“Es importante saber que puede haber personas a las que la tentación de la presidencia no los mueve y tiene que pasar por la legalidad. La presidencia es para alguien que en ese sentido tuviera mayor ambición política”, dijo el escritor.

Detalló que Jesús Reyes Heroles analizaba que a López Portillo le faltaba “hambre de política de estar en la política todo el día, el político es político las 24 horas, y Reyes Heroles siempre tuvo ese dicotomía de, por un lado ser el político y por otro gozar mucho de su vida intelectual”.

El escritor señaló que siempre entendió la decisión de su padre de no ir por la presidencia, a pesar de que muchos otros presidentes habían violado el estatuto de naturalidad mexicana, pues no eran hijos de ambos padres mexicanos.

Asimismo en el libro relata, que uno de los grandes adversarios del político fue Luis Echeverría, “él hacía movilizaciones de trabajadores, cuando Reyes Heroles estaba en Petróleos Mexicanos (Pemex), y cuestiones que tuvieran que ver con la posibilidad de represión, Echeverría sí le hizo muchas trastadas”.

Detalló que con López Portillo registró algunas desavenencias, y otra lista de enemigos claros fueron los líderes sindicales de Pemex.

“Nunca fue un hombre de equipos, tuvo buenos amigos en la política por ejemplo uno fue Carlos Hank González, jugó muy claro con él, jugó muy abierto, pero aliados tuvo a los sectores intelectuales, que veían un Reyes Heroles a un hombre ilustrado que podía ejercer la política”.

Señaló que cuando escribió “Orfandad: El padre y el político” su objetivo fue hablar del hombre público, y en otra parte hablar de su padre, del hombre en la vida íntima.

“Reyes Heroles se ha convertido en un referente ético de la política mexicana, la gente quiere sentirse al amparo de una figura política como Reyes Heroles, en un país que está sediento de figuras políticas congruentes”, dijo.

Federico Reyes destacó que el legado que dejó su padre fue en dos vertientes: por un lado su obra intelectual que sigue siendo referente, y por otro lado su pasión por la política, “él siempre pensó que la política era el mejor instrumento para la transformación social”.

En su investigación descubrió documentos en donde se reveló que Jesús Reyes Heroles mantuvo comunicación con los estudiantes en la mañana del 2 octubre de 1968, una cuestión que ni siquiera el entonces secretario de Gobernación, Luis Echeverría, quiso atender.

Asimismo, descubrió un documento fulminante en contra de Echeverría, “no lo recordamos con esa posibilidad de ser durísimo, pero no hubo sorpresas” finalizó el escritor.

tls



Artículos Relacionados

Back to top button