score
NoticiasAudio

Una de cada tres personas adultas padece algún trastorno del sueño: médico. Con Primitivo Olvera

José Luis Carrillo, médico adscrito a la Clínica de Trastornos Respiratorios del Dormir y presidente de la Academia Mexicana de Medicina del Dormir, asegura que la vida moderna nos ha robado horas de sueño, por lo que una de cada tres personas adultas tiene un sueño no reparador y de mala calidad, duerme poco o padece algún trastorno.

En entrevista para el espacio de’ A fondo’ con Primitivo Olvera, comentó que actualmente un adulto duerme en promedio 7.4 horas, cuando hace 100 años el sueño era de 8.9 horas. “Hemos perdido entre una y dos horas de sueño por la vida moderna, la electricidad, que es la causa más importante, antes dependíamos solamente del sol para poder tener una actividad, y ahora podemos tener prácticamente toda una actividad con la luz eléctrica”.

Indicó que ante esta situación, trae trastornos crónicos como el insomnio o el síndrome de piernas inquietas, lo que aunado a lo anterior, provoca una mala calidad de sueño.

Explicó que “la cantidad de sueño que necesitamos está determinada genéticamente, los genes nos dan cuánto tiempo se tiene que dormir y se ven muy influenciados por la edad. Un niño recién nacido duerme alrededor de 18 horas, necesita el sueño para madurar el cerebro, secretar hormonas, para crecer y desarrollarse.

“Un niño preescolar duerme alrededor de 10 horas, el adolescente mantiene esas 10 horas, y un adulto en promedio debe dormir entre siete y nueve horas, pero hay un grupo de personas que duermen un poco menos y hay otro grupo de personas que duerme un poco más”.

Detalló que la buena calidad del sueño se pueden determinar si “al otro día despertamos con la sensación de energía, vitalidad y ganas de continuar durante todo el día; si despertamos cansados, fatigados y con ganas de seguir durmiendo, significa que no dormimos lo suficiente, tenemos un sueño de mala calidad o tenemos un trastorno de sueño”.

Por lo anterior, José Luis Carrillo recomienda “rodearnos de luz brillante del sol, porque la vida moderna nos ha encerrado entre cuatro paredes; durante el día, abrir las ventanas y cortinas, que nos entré luz brillante del sol y en la noche hacer exactamente lo contrario, rodearnos de oscuridad.

“Hacer ejercicio, pero hay un mito, se dice que el ejercicio en la noche propicia el sueño y puede ser, pero cuando hacemos ejercicio y si es extenuante, el sueño es de mala calidad a diferencia de cuando hacemos ejercicio por la mañana, al aire libre y rodeados de luz brillante del sol”.

De igual forma, pide “evitar el uso de dispositivos como celulares, tablets e incluso el televisor, porque la luz de estos dispositivos electrónicos estimula la retina y a su vez el cerebro para mantenerse activos; entonces una persona que se la pasa trabajando, chateando en un dispositivo electrónico, activa si cerebro y disminuye la capacidad para quedarse dormido y cuando se logra se da un sueño de mala calidad.

Se recomienda dejar pasar una hora entre dejar de ver un dispositivo electrónico e irse a dormir, aunque lo ideal es no ver televisión ni trabajar en la noche y menos en la cama.

acm



Artículos Relacionados

Back to top button