Muerte de escolta no extingue averiguación contra dueño de Ferrari rojo: PGJ-CDMX. Con Paola Rojas

El jueves por la tarde fue localizado el cuerpo sin vida de Sergio González Ibarra, de 38 años de edad, quien se desempeñaba como escolta del dueño del Ferrari Rojo y quien se encontraba prófugo luego de haber sido señalado de golpear a un automovilista.

El sujeto fue encontrado en la habitación de un hotel ubicado en el municipio de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México a donde ingresó el pasado 16 de marzo, registrándose con un nombre distinto al suyo.

En ese sentido, Óscar Montes de Oca, subprocurador de averiguaciones previas desconcentradas de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), dio a conocer que de acuerdo a los últimos datos que se tienen sobre la muerte del escolta de Alberto Sentíes es que aparentemente falleció de un infarto.

El funcionario capitalino dijo en entrevista con Paola Rojas que los empleados del hotel se percataron de la muerte de González Ibarra, cuando fueron a la habitación que ocupaba para cobrarle por su estancia.

Sobre las hojas que encontraron entre sus ropas que supuestamente escribió el hoy occiso sobre los hechos ocurridos en la Ciudad de México, Montes de Oca precisó que se está a la espera que de manera oficial “la Procuraduría del Estado de México, con quien hemos tenido una excelente colaboración nos proporcione esos datos”.

Abundó en ese sentido que se pidió un dictamen de grafoscopía para determinar si efectivamente lo escrito en esas dos hojas corresponde de puño y letra de este señor.

Sobre la situación jurídica del empresario Alberto Sentíes el subprocurador de averiguaciones previas desconcentradas dela PJCDMX señaló que sigue siendo probable responsable de los hechos.

“Nosotros seguimos en la integración de la averiguación previa y desde luego teníamos la averiguación en contra del ahora occiso que queda extinguida por la muerte del mismo, pero continuamos con la investigación en contra de este señor”.

Mencionó que el escolta no tenía ningún antecedente penal “pero tampoco tenía ninguna formación policial ni militar y tampoco estaba registrado como escolta y llevaba trabajando con Alberto Sentíes desde enero de este año”, indicó.

jhe

Salir de la versión móvil