Noticias

Del Zócalo a Los Pinos. Columna de Raúl Castellanos

“OBAMA, SANDERS Y EL CAMBIO CLIMÁTICO”; siendo uno de los temas que tienen que ver con la vida a futuro –no es broma- el cambio climático es preocupación y motivo de análisis, estudio y propuestas de los científicos y de las organizaciones ambientalistas, también la ONU ha marcado el acento y presiona para lograr los mayores avances en los compromisos de la naciones emisoras de gases efecto invernadero de cara a la Cumbre de Naciones Unidas sobre el Clima a celebrarse en París a fin de año, en la que deben sellarse acuerdos; solo como dato para el “anecdotario” en los años transcurridos de este siglo se han registrado las temperaturas más altas y 2014 batió el récord; por su parte los poderes políticos generalmente vinculados a los económicos se han opuesto sistemáticamente a todo aquello que dañe sus intereses; en este contexto destaca el anuncio formulado por el Presidente Obama reconociendo la “obligación moral” de su gobierno de luchar contra el cambio climático, “la mayor amenaza para el futuro” –dijo- presentando un ambicioso plan para limitar por primera vez en la historia las emisiones contaminantes de las plantas energéticas de los Estados Unidos, que incluye una notable inversión de recursos al desarrollo de las energías renovables, planteando como una de las razones la conclusión del Pentágono de que se trata de una “amenaza a la seguridad nacional” con el agregado de los daños irreversibles que provoca en la salud; el plan contempla una “inversión” de 8800 millones de dólares anuales hasta 2030, con el compromiso –firmado- de recortar antes de ese año un 32%, dos puntos más de lo previsto al día de hoy, las emisiones de sus plantas energéticas y a la vez alcanzar un 28% de utilización de energías renovables; con estas medidas, además de sus alcances en las industrias contaminantes, Obama, logró colocar el cambio climático como uno de los temas a debate obligado en la campaña electoral –en los hechos- ya en curso, quienes aspiren a la despachar en la Casa Blanca tendrán que pronunciarse al respecto, Hillary Clinton ya lo ha hecho respaldando la decisión y los republicanos Jeb Bush y Marco Rubio, muy en la tradición de defender los intereses de las corporaciones que financian sus campañas lo consideraron “irresponsable”, porque –en su entender- “destruirá puestos de empleos, elevará el costo de la energía y será catastrófico para las familias”; por su parte Bernie Sanders el más visible aunque –aún- lejano competidor de Hillary por la candidatura demócrata, quien como Senador introdujo el estándar oro en la legislación sobre cambio climático para imponer impuestos al carbono y a las emisiones de metano, ha liderado la oposición al oleoducto Keistone KL y obtuvo 3200 millones de dólares para financiar la reducción de gases efecto invernadero mediante un programa que a la fecha ha logrado instalar más de 9500 sistemas de energía solar, ha planteado “nuestro país debe dar el ejemplo al mundo en como tomar riendas sobre el cambio climático para así asegurarse de que el planeta sea habitable para nuestros hijos y nietos, debemos transformar a nuestro sistema de energía disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles contaminantes y dar pasos hacia la eficiencia energética y la sostenibilidad a través del progreso tecnológico en energía eólica y solar, a menos que tomemos medidas audaces, nuestros hijos, nietos y bisnietos van a mirar hacia atrás en este punto de la historia y nos harán una pregunta muy simple “¿Dónde estaban cuando la comunidad científica previno sobre el daño devastador que vendría?”; Obama concluyó –su anuncio de medidas- argumentando “solo tenemos un planeta y no hay plan B, no quiero que nuestros nietos no puedan subir a una montaña y contemplar un glaciar porque nosotros no hicimos nada”…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button
Close