score
Noticias

Piden fortalecer defensa a diversidad sexual

México.- La diversidad sexual no puede interpretarse como marginalidad, perversidad o anormalidad, por el contrario debemos fortalecer las garantías que defienden la diferencia y singularidad de cada uno, afirmó la investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Edith Yesenia Peña Sánchez.

“Es necesario que la sociedad aprenda a no discriminar, a vivir en igualdad y a tener seguridad en la vía pública, libertad de opinión y expresión, así como a extender reconocimiento a la personalidad jurídica en concordancia con la identidad sexo genérica, permitir a todo sujeto formar una familia y respetar su persona”, enfatizó.

Al participar en el foro Homofobia y Derechos Humanos en México, en la Facultad de Derecho, la especialista dijo que las cifras son contundentes y desalentadoras, pues la inclusión de personas que no entran en el molde heterosexual es algo aún lejano.

A pesar de que 10 países brindan plena igualdad de derechos a lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (colectivo conocido como LGBT), el 40 por ciento de los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) todavía penalizan la homosexualidad, puntualizó.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Peña Sánchez señaló que América Latina no es la excepción y México ocupa el segundo lugar por crímenes de odio contra personas por su preferencia sexual.

Refirió que para el escritor Thomas Hobbes, el humano, en su estado natural, vivía en una guerra permanente con su especie, por ello, la frase “el hombre es el lobo del hombre” revela cómo los diversos grupos generan una corriente que limita y aleja a quienes considera una amenaza, real o imaginaria.

Es decir, quien rompe la inercia de la regulación del comportamiento sale de la norma y quebranta el statu quo al demostrar que la tradición tiene fecha de caducidad, explicó.

La investigadora aseguró que “hay una relación entre la creciente reivindicación pública del fenómeno homoerótico y el recrudecimiento de las manifestaciones contra los LGBT. A esto se le denomina pánico moral y consiste en una reacción ante la desestabilización del sistema sexo-género como modelo. Se trata de una preponderancia cultural que tiene por base la ideología heterosexual”.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button