Se suman 46 millones de latinoamericanos a cobertura de salud

Washington.- Al menos 46 millones de latinoamericanos adicionales cuentan con cobertura de salud asequible gracias a los “progresos significativos” hacia la universalidad en 10 países de la región desde el año 2000, concluyó hoy un nuevo informe del Banco Mundial y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El informe “Avances hacia la cobertura universal de salud y la equidad en América Latina y el Caribe”, que cubre la situación de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Jamaica, México, Perú y Uruguay, destacó avances en la equidad de acceso a la salud.

“La región incrementó su nivel de gasto en salud y acortó la brecha entre ricos y pobres en una serie de indicadores clave: la esperanza media de vida aumentó de manera significativa (…) y menos madres mueren de complicaciones durante el parto”, dijo el mexicano Jorge Familiar, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

“En un contexto de recursos limitados y menor crecimiento económico, los países ahora enfrentan el desafío de mejorar la eficiencia de sus sistemas de salud para seguir construyendo sobre la base de estas conquistas”, añadió Familiar.

A partir del análisis de la situación de salud en los 10 países selectos, el informe señaló, sin embargo, que algunos países han expandido la cobertura y el acceso a servicios de salud de la población, los más pobres aún no reciben los servicios necesarios.

Advirtió que aún no se brinda atención suficiente a las enfermedades no transmisibles, que producen la mayoría de las muertes en la región.

“Pese a estos avances, aún resta mucho por hacer para cerrar la brecha de la equidad y abordar los nuevos retos de la salud en la región”, reconoció Carissa F. Etienne, directora de la OPS.

El informe sostiene que, en nueve de los países analizados, de dos a cuatro millones de personas fueron llevadas a la pobreza por los gastos de bolsillo en salud, entre ellos los de medicamentos que son el mayor factor de costo.

“El perfil demográfico y epidemiológico cambiante de la región, en particular por el envejecimiento de la población, ha desplazado la carga de las enfermedades hacia las no transmisible”, dijo Tim Evans, director principal para Salud, Nutrición y Población del Grupo Banco Mundial.

El informe señaló por ello que el desafío más grande que ahora enfrentan los países es la necesidad de aumentar el financiamiento público y la eficiencia para expandir aún más la cobertura universal y para manejar poblaciones que envejecen con rapidez y la carga creciente de las enfermedades no transmisibles.

Al respecto recomendó que los países exploren medidas financieras nuevas, más efectivas y justas, así como que también se aumente la eficiencia de los sistemas de salud a través de reformas estratégicas que prioricen la atención primaria en salud.

Notimex

Salir de la versión móvil