Exitosa operación de craneosinostosis a bebé en Hospital General

México.- Especialistas del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga” practicaron una cirugía exitosa con un procedimiento único a un bebé de nueve meses que presentaba cierre prematuro de cráneo.

El director de la institución, César Athié Gutiérrez, explicó que “lo importante de este caso es que hay diferentes técnicas quirúrgicas para resolverlo y la mayor parte de las veces se hacen en dos tiempos, en este caso se hizo en un solo tiempo, lo que ahorra problemas, complicaciones”.

En conferencia de prensa, el médico que operó, Jordi Puente Espel, explicó que como cualquier cirugía, ésta tiene riesgos potenciales “pero haciendo un análisis del costo-beneficio, se ha demostrado que el beneficio potencial de hacerla en un solo acto quirúrgico es mucho más grande que los potenciales riesgos”.

Para entender la craneosinostosis, Puente Espel explicó que el espacio entre los huesos del cráneo de un bebé se denomina suturas craneales y están abiertas para permitir su paso a través de la pelvis materna durante el parto, y también porque el mayor crecimiento del cerebro se da en los primeros dos años de vida.

La craneosinostosis se presenta cuando esas suturas se fusionan de manera prematura, cierran los espacios y “dejan un área que no permite el crecimiento ni la expansión del cerebro”.

En su oportunidad, la jefa del servicio de cirugía plástica y reconstructiva, Silvia del Carmen Espinosa Maceda, señaló que este padecimiento provoca que los niños no se desarrollen de manera normal física ni intelectualmente, por lo que la intervención es un trabajo que se hace en equipo, en el que intervienen varios especialistas.

Puente Espel detalló que el padecimiento que manifestó el niño de nueve meses intervenido quirúrgicamente tiene una incidencia que varía, pero se presenta en casi 0.6 por cada mil recién nacidos vivos.

“Con esta técnica, la mayor parte de esos pacientes requieren una sola cirugía durante toda su vida, estamos muy contentos, el paciente va muy bien”, se congratuló.

Agregó que después de la intervención, el pediatra, con otros especialistas, realizan un seguimiento al paciente para evaluar su desarrollo físico, conductual psicológico y psicomotriz y verificar su evolución.

En los siguientes años, los cirujanos especialistas que practicaron la intervención también le hacen un seguimiento para cerciorarse de su evolución.

Finalmente, el especialista señaló que ya hay cuatro niños más programados para esa cirugía, en tanto, César Athié enfatizó que este caso se publicará para darlo a conocer a toda la comunidad médica.

Notimex

Salir de la versión móvil