score
Noticias

Campaña en cajetillas informa de manera clara riesgos: Cofepris. Con Juan F Rocha

Patricio Caso, coordinador general del Sistema Federal Sanitario (Cofepris) explicó que la semana pasada entró en vigor un acuerdo que establece nuevos pictogramas que deben estar en todas las cajetillas de cigarros con mensajes muy claros y explícitos.

En entrevista, vía telefónica con el periodista Juan Francisco Rocha, comentó que la importancia de lo que pasó es que hay nuevos mensajes que se difundirán a través de las propias cajetillas (que son agresivos) los cuales buscan inhibir la incorporación de jóvenes y que a los fumadores se les brinde información real y verídica de lo que les puede pasar.

Aseguró que esta medida se encuadra como parte de los compromisos que México ha adquirido con la Organización Mundial de la Salud. Asimismo y en el marco del convenio para el combate al consumo de tabaco firmado en el 2011, México se ha puesto a la vanguardia en el tema con más y mejor información para los consumidores.

Afirmó que esta campaña no se trata de espantar a la gente. “Nosotros consideramos en la Secretaría de Salud y yo creo que como personas normales los mexicanos tienen la capacidad de entender los mensajes; mientras que la responsabilidad del Estado es que cuenten con la información necesaria para poder tomar decisiones. La realidad es que con esos mensajes así de fuertes, y de claros y contundentes son 100 por ciento verdad”.

Subrayó que es importante que la gente lo conozca y si aún desea fumar, las personas sepan a lo que se arriesgarían.

Finalmente mencionó que estos mensajes se estarán viendo paulatinamente a lo largo de este mes, ya que las compañías no se pueden negar a participar en la campaña.

“La Secretaría de Salud, ha ayudado para que junto con el SAT, poder detener cualquier tabaco está siendo comercializado de manera ilegal…durante los últimos tres años pasamos de un universo, que en el 2010 habíamos asegurado 40 mil cigarrillos a más de 205 millones de cigarros durante los últimos tres años. Esto es bueno porque el tabaco bueno o malo es riesgoso a la salud, pero las empresas que comercializan deben asumir la responsabilidad que tienen y por eso pagan impuestos en el momento que se detecta que esto no es así la autoridad sanitaria tiene la facultad de asegurar el producto y ordenar su destrucción” concluyó Patricio Caso.

dga



Artículos Relacionados

Back to top button