score
Noticias

Del Zócalo a Los Pinos. Artículo Raúl Castellanos / RCmultimedios

“NO COMEN LUMBRE MÁS VALE UN MAL ARREGLO QUE UN BUEN PLEITO” –vox populi-; contra lo que muchos esperaban y otros deseaban “la sangre no llegó al río” en el Consejo Nacional del Sol Azteca celebrado el fin de semana, todo resultó “dulce como la miel”, por supuesto no podían faltar los discursos encendidos, las propuestas beligerantes, los amagos de retirarse y los largos recesos -disfrutando las exquisitas viandas del mundo burgués y capitalista- para cabildear los acuerdos; al final y después de tensar la cuerda al máximo, Nueva Izquierda, la tropa comandada por la trilogía “JJ-N” –dos Jesuses y un Carlos- impuso sus condiciones, lo cual no quiere decir que haya perdedores, en estos juegos de poder en el PRD “todos ponen” y “todos ganan”, ya son muchos años de caminar juntos, se conocen demasiado, diría un perredista histórico –con el perdón de la concurrencia y de los oídos castos- “son cobijas muy meadas”, saben que en el reparto de cuotas del 2015 más les vale ir juntos, aunque pretendan asustarse –recíprocamente- con la “cobija morena”, unos amenazan “me voy” los otros responden “pues váyanse” y aquellos reviran “pos ora me quedo” y así le vuelven a dar la vuelta; pero dejemos lo adjetivo y vayamos a lo sustantivo, por unanimidad –hubo solo un voto en contra de algún despistado- se aprobó prorrogar el mandato de Jesús Zambrano y en consecuencia el del bejaranista orgánico Sánchez Camacho y demás estructuras directivas, o sea, se respetan posiciones, cuotas y pesos específicos; el 4 de abril se volverán a reunir para formalizar la convocatoria de la elección de Carlos Navarrete que correrá en dos pistas diferentes y en dos actos, primero se elegirán por voto “universal, libre y secreto” de toda la militancia a los nuevos integrantes de Consejo Nacional –habrá que esperar como se plantean las “planchas” en las “letras chiquitas” de la convocatoria-, elección que están proponiendo la realice el nuevo INE; una vez constituido el nuevo Consejo Nacional, donde ampliaran su mayoría los Chuchos -para eso sirven los “pactos” internos, externos, por México, a la luz o en lo oscurito- el 23 o el 30 de agosto, éste, elegirá al nuevo presidente del partido fundado por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo el 5 de mayo de 1989; como advertirán –al igual que “abajo a mi derecha”- la ruta critica está trazada, “mejor imposible” –Alcántara dixit-; en este contexto Zambrano reveló entre líneas a donde se proponen llegar “nos quedan de aquí a agosto aproximadamente cinco meses para decidir sobre una candidatura de unidad”, que será –por supuesto- la de Carlos Navarrete, aunque por cortesía no descartó la del Ingeniero Cárdenas y ya entrado en el afrodisiaco disfrute del poder, filosofó “parecería que íbamos al choque de trenes y los acuerdos principales salieron por unanimidad, vamos madurando –ya era tiempo- en el sentido de vivir en la pluralidad, la diversidad –incluyendo la sensual-, afortunadamente no hay monolitismo ni pensamiento único –Andrés me estás oyendo- resolvemos nuestras diferencias con sensibilidad” y ya como fin de fiesta afirmó –respecto a los que “han levantado la mano”-, “nadie ha declinado y andan recorriendo el país cada quien a su manera, aunque a Marcelo ya no lo hemos visto tan activo en esto, pero no ha dicho que no”…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?…



Artículos Relacionados

Back to top button