score
Noticias

Del Zócalo a Los Pinos. Artículo Raúl Castellanos / RCmultimedios

“¿ QUIÉN MATÓ A COLOSIO ?” –vox populi dixit -“Colosio más cercano en lo social a López Obrador y más de Peña en lo económico” –Alfonso Durazo dixit-; interesantes los juicios vertidos por quien fue su secretario particular, lo definió –a Colosio- de estilo político distinto frente a ambos “la diferencia con Andrés Manuel está en que Luis Donaldo era mucho más formal en su desempeño político”; como todos, también se pregunta ¿Quién fue? y reflexionó “se trató de un crimen que se dio en el contexto de una disputa por el poder político, la madre de todas las disputas, la Presidencia de la República, es un crimen que se cometió por razones políticas y creo que es un crimen que se dio desde el poder, en los alrededores del poder de quienes no querían a Colosio”, para concluir hizo votos porque algún día “alguien en su lecho de muerte revele al país quién fue y porque se ordenó su muerte”; Rafael Loret de Mola en su libro “Despeñadero” dice “el asesinato de Luis Donaldo Colosio, el 23 de marzo de 1994 fue la culminación de las intrigas palaciegas del salinato y sobre todo, de Cordoba Montoya, la mejor prueba de ello fueron los numerosos personajes que acudieron al mitin de Lomas Taurinas, con un parecido físico entre ellos sorprendente, todo fue planeado hasta el último detalle”; como en todo magnicidio las versiones sobre las autorías proliferan y en ocasiones, cuando los velos se descorren la realidad supera a la imaginación, aunque la mayoría de las veces la verdad absoluta no se alcanza, convirtiéndose con el tiempo en leyenda; 20 años y se sigue especulando –sobre la autoría intelectual y también sobre la identidad de Aburto- Carlos Salinas, Raúl salinas, José Córdoba, el Chapo Guzmán, otros carteles de la droga, Ricardo Canavati –como lo apunta Rafael Loret en su libro-, un asesino solitario, dos asesinos, ninguno de ellos, un accidente o todos juntos como lo sugiere Carlos Bolado en su película, cuando Gutiérrez Barrios le hace una “ruta critica” al agente que lo visita “fueron todos…como en fuente ovejuna”; Federico Arreola en su libro “ASÍ FUE la historia detrás de la bala que truncó el destino de México” escribió “!Vamonos! le dijo luis Donaldo a su jefe de ayudantes cuando terminó su discurso en el acto de Lomas Taurinas, que resultó tan desorganizado como cualquiera de los de la etapa de Michoacán, el mayor Castillo se puso delante del candidato y empezó a caminar guiándolo, los guardias del Estado Mayor Presidencial iban rodeándolos, Castillo caminaba detras del coronel del Pozo, los dos tenían que empujar a la gente para abrirse paso, yo estaba con el doctor Castorena y Tere Ríos, la secretaria del candidato, esperándolos más adelante, casi donde se habían estacionado los vehículos, de pronto el caos, el doctor y yo corrimos hacia donde estaba Luis Donaldo cuando nos dimos cuenta de que algo muy grave había pasado, llegamos y lo vimos tirado en el suelo, sangrante, con la masa encefálica fuera de su cabeza, Castorena se puso a trabajar de inmediato en la tarea de intentar salvarle la vida a nuestro amigo, algunas personas cargaron a Luis Donaldo y lo subieron a su camioneta, el vehículo arranco solo para detenerse cien metros más adelante, alguien se había tomado la precaución de tener una ambulancia estacionada por ahí cerca…una coartada adicional nunca sobra…”; tres visiones de tres actores diferentes, Durazo, Loret y Arreola, cuatro si incluimos la “ficción” de Bolado, todos coinciden entre líneas, Crimen de Estado, solo falta algo ¿Quién fue?….es viernes “hoy toca” –Dehesa dixit-…¿ alguien puede asegurar que esto ya está decidido ?….



Artículos Relacionados

Back to top button