score
Noticias

Del Zócalo a Los Pinos. Artículo Raúl Castellanos/ RCmultimedios

“VEINTE AÑOS NO ES NADA” –dice Gardel en un tango-; ayer se cumplieron dos décadas de la cena-encuentro entre Luis Donaldo Colosio y Manuel Camacho, celebrada en el departamento de la calle de Gelati, residencia de uno de los pocos hombres sabios de la política que aún quedan en activo, Don Luis Martínez Fernández del Campo; de lo que ahí ocurrió, se dijo, se pactó o se discutió, el anfitrión nada ha dicho a lo largo de estos años, salvo lugares comunes, como el haberlos dejado solos y ponerse a ver televisión, lo cual honra su condición de amigo –de ambos personajes- y la sabia regla no escrita de callar lo que se debe callar; del convocante y de su decisión de acudir a la cita, Manuel Camacho me dijo hace diez años que conversamos para una televisora de provincia “fue algo que yo creo con la estelaridad política de Luis se dio, no sé si él fue quien convenció a Luis Donaldo o algo más, pero finalmente por lo menos a mí sí me convenció que fuera a su casa y nos sentáramos, se habló desde luego de temas políticos y la relación fue óptima, después hay gentes, que eran amigas de Luis Donaldo, que dijeron que no había sido muy bueno el encuentro, yo llegué a la conclusión de que lo que pasaba, era que no les tenía demasiada confianza, entonces no podía abrirse completamente con todo mundo, pero esa cena fue muy buena, fue tan buena que preocupó a muchos”; como se advierte hay varios mensajes “entre líneas”, lo cierto es –especulando- que ese encuentro fue el principio del fin de esos históricos 7 días –del 17 al 23 de marzo- que culminaron el Lomas Taurinas; con el paso de los años, en la medida que se han conocido detalles, varios hechos vistos y analizados en conjunto sugieren un crimen de estado o por lo menos de planeación desde sectores del poder; enfrentado Camacho con José Córdoba y Raúl Salinas y en un grado de alta tensión la relación de Colosio con ambos personajes, una posible alianza, pacto o acuerdo –por “lógica elemental”- entre Colosio y Camacho no debe haberles caído nada bien, lo cual por supuesto no es evidencia de participación; es posible que todavía tengan que correr años más para conocer a detalle lo que ocurrió, tal vez en las memorias de Don Luis; por ahora solo resta dejar correr la imaginación al estilo de Carlos Bolado…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?….



Artículos Relacionados

Back to top button