score
Noticias

Asociación con el poder presidencial provocó crisis en PRD

La renovación de la dirección política nacional del PRD sí bien compete a sus integrantes, es esencialmente un asunto de interés público y debe suceder de cara a la nación.

En un comunicado firmado por parte de la Coordinación Nacional de Patria Digna del PRD México, Lucio Borreguin González de Izquierda Social, Gilberto Ensástiga Santiago de Unidad Nacional de las Izquierdas y Carlos Sotelo García de Democracia Social. Señalan que el PRD surgió como alternativa del poder democrático frente a los partidos nacionales impulsores del modelo neoliberal que ha beneficiado en extremo a una pequeña oligarquía en México.

En el comunicado reconocen que el PRD vive su crisis más severa en 25 años de existencia. No es la primera pero si las más aguda y profunda. Otras crisis previas que se han superado y hoy no puede ser la excepción, si bien la que hay sucede tiene características diferentes.

Abunda la información que quizá la característica principal de la actual crisis es la intervención del poder presidencial y de gobernadores en el partido; ello derivado también de una línea política equivocada por parte del bloque dirigente del PRD al impulsar una especie de asociación con el poder presidencial.

Primero con el régimen de Felipe Calderón y posterior a ello con el que encabeza Peña Nieto. Varios estados son dirigidos desde el poder gubernamental como en Veracruz, Chiapas, Puebla o Sinaloa, al menos.

Por tanto una condición irreductible del Partido en el proceso interno de renovación de su dirección política es la recuperación de su independencia, de su autonomía política, frente al poder político del régimen neoliberal.

Piden que la elección de los órganos colegiados de dirección política, pero también el de la Presidencia Nacional, deba ser por voto libre y secreto de todas las afiliados y afiliadas al partido.

Insistieron que con el voto indirecto es apostar a un partido burocrático, vertical y cada vez más alejado de su base social, de su base militante. Los dirigentes no deben elegir dirigentes; estos deben invariablemente ser electos por la militancia.

Por lo que debe cumplirse la resolución del Congreso Nacional de ser el IFE/INE quien organice las elecciones internas del PRD.

Es una forma relevante de atajar una práctica de defraudación interna que en otros procesos ha sucedido. Cualquier falta pasaría a ser un delito de carácter federal y perseguido por la autoridad constitucional.

Siendo que el periodo para el cual fue electo el actual Presidente Nacional y los órganos partidarios, concluirá en el mes de marzo y abril, procede un interinato. Ello se debe estimar como una oportunidad de avanzar a una necesaria nueva cohesión institucional.

Y concluyen señalando que nadie debiera insistir en una maniobra interna que pretenda la continuidad del actual bloque dirigente e impedir a la base militante del PRD el ejercicio de sus derechos fundamentales de elegir y ser elegidos en la integración de nuestros órganos de dirección política.

jhe



Artículos Relacionados

Back to top button