score
Noticias

Del Zócalo a Los Pinos. Artículo Raúl Castellanos/ RCmultimedios

“Para quienes ambicionan el poder no existe una vía media entre la cumbre y el precipicio” –Tácito dixit-; Balzac afirmó que “Todo poder es una conspiración permanente”, Napoleón que algo le entendía al tema sostenía algo así como -no se equivoquen- “solo hay dos poderes en el mundo, la espada y la pluma”, Vasyl Symonenko escritor Ucraniano, con sentido premonitorio de lo que hoy ocurre en su país, allá por los sesentas escribió “Nada hay más terrible que un poder ilimitado en manos de un ser limitado” y uno de mis clásicos Manlio Fabio Beltrones me dijo un 2 de mayo del 2001 –cuando conversamos para una televisora de provincia- “Lo único que desgasta en política es el no poder” en referencia a Ernesto Zedillo y la pérdida del poder por el PRI que acababa de ocurrir; sin duda el tema del poder es apasionante, el ser humano –sin distinción de género- desde que cobró uso de razón lucha por él, mata por él, intriga por él, traiciona por él, hay quienes afirman que el primer acto de poder fue el de Eva cuando le dio a probar la manzana a Adán, de ahí que se considere al “mismo” como un afrodisiaco, Henry Kissinger citando a Friedrich Nietzche lo definió como “el más fuerte”, Madonna afirmó “el poder es un gran afrodisiaco y yo soy una persona muy poderosa” y tiene razón visto desde sus encantos, ahí están desde Kennedy hasta Clinton y más recientemente de Strauss-Khan el poderoso –entonces- Director del Fondo Monetario Internacional, favorito del partido Socialista para ser candidato presidencial en Francia y sacar del Palacio de Eliseo a Zarkozy, acusado el 14 de mayo del 2011 de agresión sexual, “affaire” que lo obligó a renunciar –al FMI- y a sus aspiraciones, cediéndole el paso a Francois Hollande, quien paradójicamente también sucumbió ante el poder de los hechizos de Julie Gayet; con otro sentido sin perder su esencia Abraham Lincoln sentenció “si queréis probar el carácter de un hombre dadle poder” y Concepción Arenal con sabiduría reflexionó “todo poder cae a impulsos del mal que ha hecho, cada falta se convierte, tarde o temprano en un ariete que contribuye a derribarlo”; todo lo que hemos visto –o leído- en las últimas 72 horas son actos de poder, la captura del “Chapo” Guzmán, la intensa lucha –por el poder- que se libra en Venezuela, la destitución por el Parlamento del Presidente de Ucrania, la derrota de Correa en Ecuador en elecciones municipales, la dimisión del gobierno en Egipto para cederle el paso a Abdul Fatah al Sisi quien se perfila como el nuevo dictador –versión corregida y aumentada de Hosni Mubarak-, la caída de César Villanueva Primer Ministro de Ollanta Humala quien perdió las vencidas con la “primera dama” Nadine Heredia –¿¡donde habremos visto está película!?- y hasta el “cochinero” de los panistas del DF en la elección de consejeros, son eso, actos –lucha- por el poder; en el mismo contexto y el mismo espacio –de tiempo- se inscribe la asunción de Matteo Renzi y el ungimiento de 19 nuevos Cardenales en el Vaticano, ambos hechos ocurridos en la mágica Italia, tema al que íbamos a referirnos hoy, lo haremos mañana, si no surge otro acto de poder más relevante…¿alguien puede asegurar que esto ya está decidido?..

RAÚL CASTELLANOS / RCMULTIMEDIOS.MX



Artículos Relacionados

Back to top button