score
Noticias

“Beakman” en los festejos del 75 Aniversario Instituto de Física de la UNAM

Paul Zaloom, conocido por “El Mundo de Beakman” (programa que ilustraba los conceptos básicos de la ciencia), está en nuestro país para ofrecer dos shows en la explanada de Universum, Museo de las Ciencias, como parte de las actividades para conmemorar el 75 aniversario del Instituto de Física (IF) de la UNAM.

“Me siento como Sixto Rodríguez, el músico que inspiró la película Buscando a Sugar Man, que en Estados Unidos tenía una carrera poco relevante, aunque en Sudáfrica era uno de los artistas más populares y él no lo sabía”, dijo Paul Zaloom —mejor conocido como Beakman—, al ver el interés que ha despertado su visita entre los mexicanos.

Ocho mil boletos agotados en minutos para sus dos presentaciones este viernes y sábado, el conocimiento como clave para responder a los problemas del futuro y la importancia de cultivar la curiosidad en los niños, fueron algunos temas esbozados por el actor en una conferencia de medios ayer en la que adelantó detalles sobre el espectáculo que ofrecerá en la explanada de Universum como parte de los festejos del 75 aniversario del Instituto de Física de la UNAM.

“Calculé que haría algo para 800 personas, nunca imaginé que quisieran verme ocho mil”, comentó a José Franco, director general de Divulgación de la Ciencia de esta casa de estudios, quien acompañó al neoyorquino a su encuentro con los medios de comunicación, junto con Carlos Arámburo de la Hoz, coordinador de la Investigación Científica de la Universidad, y Manuel Torres Labansat, titular del IF.

De acuerdo a un comunicado, para cada una de las fechas se emitieron cuatro mil boletos gratuitos que fueron puestos a disposición del público a través de la página del Instituto.
Arámburo de la Hoz señaló que la sociedad aspira a tener eventos relacionados con la ciencia, por lo que se les dio respuesta al invitar a Beakman a formar parte de los festejos por el 75 aniversario del instituto.

Para celebrar, el IF también tendrá también exposiciones plásticas, conciertos y conferencias, entre otras actividades, aunque lo que más ha llamado la atención es Beakman, refirió Manuel Torres.

“En apenas ocho días, la página del instituto pasó de tener cuatro mil contactos a 50 mil; eso da idea del interés generado por nuestras actividades. Quisiéramos dar más entradas y que la mayor cantidad posible de gente viera a nuestro invitado, pero hay un límite, por eso transmitiremos el espectáculo en vivo vía streaming”.

Al respecto, José Franco mostró sorpresa por el entusiasmo que generó este show entre universitarios y público en general. “La invitación no es sólo para la comunidad de la UNAM, sino para todos. Sobrecoge ver cómo toda una generación creció con este programa y es la más interesada en venir. Cuando yo era niño no había nada similar, lo más parecido era una historieta llamada Los Supersabios”.

Para cerrar su turno, Franco felicitó a los organizadores por su tino y saber hacer de estos festejos algo no sólo atractivo, sino inolvidable. “Me es difícil pensar que a futuro tengan una actividad más exitosa y atractiva que ésta, a menos que en una próxima edición traigan al protagonista de The Big Bang Theory, al mismísimo Sheldon Cooper”.

Antes de que los reporteros hicieran su primera pregunta, Paul Zaloom se levantó de su asiento, elevó su tablet y comenzó a tomar fotos de los sentados en las butacas de un abarrotado auditorio Alejandra Jaidar. El actor explicó que debía colectar evidencias “para que la familia me crea que esto es verdad”.

Y es que para Zaloom fue un día inusual. “Hace poco llevé mi espectáculo a una escuela primaria en Coachella, California, la César Chávez; me presenté en la cafetería del lugar ante 250 niños, en su mayoría hispanos; sorprende lo bien que reciben este tipo de proyectos”.

Al pasear por las calles de Nueva York, señaló, pocos lo reconocen, aunque en México todos saben quién es. Hace poco fui a Brasil y pasó más o menos lo mismo que aquí. No esperaba esa recepción tan lejos de casa, pero parece que Beakman tiene algo atractivo para América Latina y eso es un halago”.

Sobre lo que verán en las funciones del viernes y sábado, sólo adelantó que hará experimentos sobre la presión del aire, la gravedad y cómo la mente es capaz de modificar las percepciones. “Además, aún considero si es factible hacer una pequeña sección del detrás de cámaras de El mundo de Beakman para explicar cómo filmábamos el programa, pero como dije, debo replantear algunos aspectos porque calculaba actuar frente a 800 individuos, no ante ocho mil”.

Mientras, en Universum, Museo de las Ciencias ya ajustan detalles, saben qué accesos habilitarán y se determinó que el sitio dejará de dar servicio el viernes a la una de la tarde y el sábado a las cuatro.
Por su parte, Zaloom no sólo está listo para ponerse la peluca de Beakman, sino emocionado por reencontrarse con miles de espectadores que siguieron su programa en la década de los 90.

“Si algo me gusta de este personaje es que muestra que la ciencia puede ser cool y accesible. Vestir mi bata verde, subir al escenario y sentir desde ahí la curiosidad de la gente es una experiencia vivificante. La curiosidad es algo que debemos cultivar día a día”.

spa



Artículos Relacionados

Back to top button