score
Noticias

Antes de “Cuautepec Seguro” la gente decidió enfrentar a delincuencia. Fórmula Internet

El gerente de la tienda recibió la llamada, al otro lado de la línea un hombre le exigía entregar una cantidad de dinero o de lo contrario los de “La Familia Michoacana” -que ya estaban adentro- recibirían la orden para actuar en consecuencia. Colgó y lo primero que hizo fue indicar a los trabajadores entregar lo que había en caja en caso de ser necesario, afortunadamente sólo fue una amenaza de extorsión.

Este episodio no se ha repetido en esa tienda, que los trabajadores sepan, pero desde antes las indicaciones a quienes prestan sus servicios en comercios grandes y pequeños de las principales avenidas de la zona de Cuautepec en la delegación Gustavo A. Madero, Distrito Federal, son: “entreguen lo que les pidan, no podemos arriesgarnos”.

El 18 de octubre del año pasado, la zona fue noticia en los medios de comunicación cuando dos niños de 12 y 13 años, así como su prima de 19, fueron acribillados con armas AK-47 mejor conocidas como “cuerno de chivo” en la colonia Castillo Grande. Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, encontraron 80 casquillos percutidos y se informó que se trató de un ajuste de cuentas entre narcomenudistas.

Una semana después, se impuso el olvido mediático pero la memoria fue retenida por algunas paredes en donde, hasta hace algunas semanas pendían cartulinas en las que se leía: “Se les invita cordialmente a los rosarios de los niños Brandon y Jonathan”.

Asaltos en los camiones que suben las empinadas calles del cerro del Chiquihuite, atracos a los comercios, cobro por seguridad y uso de piso a vendedores tanto ambulantes como establecidos y la operación de miles de taxis “pirata” que en muchos casos se prestan a la comisión de delitos, llenaron de impotencia a los vecinos de la zona quienes atribuyen la situación al abandono de las autoridades.

Hace unos días, un joven intentó asaltar un local de celulares, pero esta vez la rabia provocó que los vecinos lo atraparan y golpearan hasta que fue rescatado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

El pasado 6 de febrero, los colonos decidieron manifestarse bloqueando los principales y angostos accesos a las 32 colonias de Cuautepec y previo acuerdo entre ellos, mandaron a pintar 20 mantas con la leyenda: “FUERA RATAS. Si te agarramos te vamos a dar una madriza que ni tu madre te va a reconocer. Los comerciantes y vecinos Cuautepec unidos en contra de la delincuencia”. Fueron retiradas la madrugada del 12 de febrero, horas antes de que iniciara el operativo “Cuautepec Seguro” puesto en marcha por las autoridades de la delegación y el gobierno capitalino y en medio del rumor de un asalto a una tienda de electrodomésticos, esa misma noche que habría dejado a por lo menos una persona herida.

EL PARAISO DEL VOCHO

De acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, en las colonias de Cuautepec circulan al menos mil autos Volkswagen que operan como taxis “pirata”; sin embargo, para quienes trabajan en este negocio, “la cifra se queda corta”.

Hay muchos números, relatan trabajadores del volante que trabajan en algunas de las decenas de sitios que dan servicio a las 32 colonias de la zona y que pidieron el anonimato.

“La autoridad dice que son mil, nosotros decimos que son más de tres mil, pero hay quien dice que son 15 mil, la realidad es que a veces son insuficientes ante la demanda, cada día vive más gente por acá”, explican.

Desde el miércoles pasado, cuando se puso en marcha el operativo “Cuautepec Seguro”, de acuerdo con datos de la SSPDF, han sido multadas 511 unidades y se han realizado 150 arrastres, además de que se retiraron cinco cajas de tráileres que “representaban un peligro para los vecinos”, pero no se ha especificado si todos son “vochitos”.

De acuerdo con los taxistas, quienes anoche protestaron por las “arbitrariedades cometidas” por los policías en el momento de las revisiones y remisiones al corralón, el servicio que ellos prestan “nadie más lo quiere dar” y exigieron a las autoridades se regularicen su trabajo.

“Taxis de Cuautepec. Somos trabajadores del volante, prestamos nuestros servicios a la comunidad o danos otra fuente de trabajo a la que tenemos derecho. La comunidad nos apoya”, decía otra de sus mantas colgadas en la explanada del Registro Civil de la zona y que fue retirada anoche mismo.

Al realizar un recorrido por esa zona, usuarios de los “vochitos” expresaron que efectivamente es necesario el servicio pues los camiones no suben hasta las colonias más altas de la sierra de Guadalupe del lado del Distrito Federal. Sin embargo, también consideraron que las autoridades deben regular el servicio pues al no estar identificadas, la delincuencia aprovecha estas unidades para cometer sus fechorías.

Vecinos, comerciantes y choferes denunciaron arbitrariedades de los policías en el momento de remitirlos al corralón por tener reporte de robo, falta de documentos, o simplemente estar estacionados y exigieron a las autoridades una solución.

“No se vale, nos están quitando nuestra fuente de trabajo”, relató Antonio, quien compró su vocho por seis mil pesos hace tres meses y ni pensar que lo pueda recuperar, le dijeron que necesita más de diez mil para sacarlo del corralón.

La jefatura delegacional argumentó que el operativo se realizó para “garantizar la seguridad y la sana convivencia social, así como el libre tránsito peatonal, vehicular” y se puso en marcha a petición de los propios vecinos y comerciantes “para reforzar la seguridad e inhibir la violencia.

“Lo que inhiben es el trabajo”, comenta Ernesto, otro chofer y quien alquilaba el auto para trabajar. “Les pedimos a las autoridades que suban al cerro a hacer el operativo porque ahí es donde realmente van a encontrar a los malandros, pero ahí sí no suben, no quieren”.

La SSPDF informó que en dos días del operativo en “todo Cuautepec” fueron detenidos dos menores de edad por narcomenudeo.

El titular de esta dependencia Jesús Rodríguez Almeida y la jefa delegacional de la demarcación, Nora Arias, supervisaron el inicio de las actuaciones policiales en las distintas colonias de la zona, para recuperar espacios públicos, identificar taxis pirata, retirar comercio informal y autos abandonados, que obstruyen el libre tránsito de los ciudadanos o se convierten en focos de infección al ser utilizados como basureros.

La dependencia capitalina dijo que actuaron ante las denuncias presentadas por los comités vecinales de la delegación, “ya que por su alta densidad poblacional y extensión territorial, requiere de un mayor despliegue de efectivos de la SSP-DF, que en esta ocasión sumaron 560, adscritos a las policías Metropolitana, de Proximidad, Auxiliar y Control de Tránsito, apoyados por patrullas, camionetas y grúas”.

Los dispositivos se desarrollaron en coordinación con el Instituto de Verificación Administrativa del Distrito Federal (INVEA) y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), para verificar la documentación de taxistas y conductores de transporte público.

Precisó que durante el primer día, fue detenida una persona con una motocicleta robada; dos más a quienes se les aseguraron enervantes y se 40 arrastres de taxis pirata.

En todos los casos los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad competente y en el caso de las unidades de alquiler ilegales fueron llevados a los depósitos vehiculares correspondientes.

En lugar de las mantas en donde la advertencia a los delincuentes era “FUERA RATAS…” las autoridades colocaron otras que dicen: “Vecinos y comerciantes UNIDOS, con la Secretaría de Seguridad Pública del DF” y proporciona los números telefónicos de los jefes policiacos de la zona.

Según la jefa delegacional y la SSPDF se pretende poner en marcha una campaña de difusión para fomentar la cultura de la denuncia las 24 horas al día

Entre las colonias que forman parte de ese lugar en donde en el siglo pasado se filmaban películas de Pedro Infante, se encuentran Ampliación Benito Juárez, La, Pastora, Tlacaelel, Jorge Negrete, Benito Juárez, Solidaridad Nacional, Compositores Mexicanos, Guadalupe Victoria, Zona Escolar, U.H. Arbolillo 1, U.H. Arbolillo 2, Arbolillo 3, Villas de Cuautepec, Chalma de Guadalupe, Luis Donaldo Colosio, Castillo Grande, El Carmen, Cuautepec De Madero, Del Bosque, Castillo Chico, Valle De Madero, Cocoyotes, Lomas de Cuautepec.

Así como Loma de la Palma, El Tepetatal o El Charco, La Forestal, que se divide en Laureles, Lucha Reyes y Montada; Malacates, Ampliación Malacates, Parque Metropolitano, Arboledas, La Casilda, La Brecha, Tlalpexco, Palmatitla y Veronica Castro.

A pesar de las acciones policiacas, “que solo vinieron a generar más violencia, nosotros ya despertamos y si la autoridad no actúa, nosotros lo haremos”, dice con la cara llena de grasa de auto una mujer que arregla su motoneta y vende películas “pirata” en una calle de Cuautepec Barrio Alto. El operativo en esas colonias continúa hoy.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button