score
Noticias

Artistas mexicanos conquistaron con su presencia el mundo en 2013

México.- Gabriel Orozco en Japón, Jorge Marín en Bélgica, José Guadalupe Posada en Alemania, el Ensamble Vocal Voz en Punto por China y Ecuador y el Coro de Madrigalistas de Bellas Artes en España, son tan solo algunos de los artistas mexicanos que este año brillaron en distintos escenarios del orbe.

Las artes plásticas y la música mexicana, principalmente, se apoderaron este 2013 de Europa, América Latina, Asia y Estados Unidos, en donde el talento nacional no solo se puso a prueba, sino que salió victorioso al sorprender y cautivar a decenas extranjeros en diferentes países.

Una cálida recepción tuvieron otros artistas y músicos como Ariel Guzi en Venecia, los bailarines Elisa Carrillo e Isaac Hernández en los países de las compañías a las que pertenecen pero también en México.

Además de los pintores Diego Rivera y Frida Kahlo que una vez más conquistaron Europa, reafirmando de esta manera la cada vez mayor presencia de México en el mundo.

Al mismo tiempo, artistas extranjeros tuvieron una buena convocatoria por diferentes foros y espacios culturales del país, como el Cuarteto Lissy en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM o el Teatro Negro de Praga en el Teatro Metropolitan.

Igualmente, el artista colombiano Fernando Botero cuando presentó su arte en la ciudad de Pachuca, además de la encantadora y dulce voz de la italiana Filippa Giordano en la Universidad del Claustro de Sor Juana, por mencionar algunos casos.

Sin duda alguna, uno de los creadores mexicanos que sigue causando revuelo es Carlos Fuentes, que a pesar de haber fallecido hace poco más de un año dio de que hablar durante 2013 en Ginebra, Suiza, donde fue recordado en un homenaje, siendo México invitado de Honor a la 27 edición de la Feria Internacional del Libro en ese país.

Por su parte, el grabador José Guadalupe Posada, uno de los artistas más populares de la primera mitad del siglo XX, también dio de que hablar este año no solo en México, en donde se desplegó toda una serie de actividades por distintos museos y centros culturales en el centenario de su muerte, sino que éstos incluso traspasaron fronteras.

Fue el caso de la ciudad de Berlín, donde exhibieron 76 obras del creador de “La Catrina”, de las cuales la mayoría son impresiones de época que pertenecen al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y están bajo el resguardo de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Dividida en tres ejes temáticos: vida cotidiana, desastres naturales y calaveras, la muestra contó también con un video basado en la semblanza de Posada, donde se relatan, entre otros hechos, la partida de su natal Aguascalientes, su estadía en León y su establecimiento hasta su muerte en la ciudad de México.

Por su parte, Diego y Frida, dos de los artistas más importantes por lo que hace el terreno pictórico en México, causaron revuelo una vez más, en esta ocasión en Francia, de manera especial en el Musée de l?Orangerie.

Bajo el título “Frida Kahlo/Diego Rivera. El arte en fusión en el Musée de l?Orangerie”, la muestra ofreció un total 40 obras de Frida Kahlo, 35 de Diego Rivera y 36 más de otros artistas, como Tina Modotti, Lucienne Bloch, Carl van Vechten, Agustín Víctor Casasola, Giséle Freund, Guillermo Zamora y Nickolas Muray, que muestran la relación entre los primeros.

Por separado, en el Museo Arken, de Copenhague, Dinamarca, se presentó “Frida Kahlo-Una vida en el arte”, que apenas con siete semanas de su apertura ya tenía un registro de 60 mil visitantes.

La exhibición incluyó pinturas, dibujos y collages de la pintora mexicana, algunos de ellos facilitados en intercambio por museos e instituciones de la Ciudad de México.

En México, la bailarina mexicana Elisa Carrillo, considerada entre las 50 personalidades prominentes de Berlín, ofreció “Infinita Frida”, en el Centro Cultural Mexiquense, un ballet inspirado en la pintora Frida Kahlo (1907-1954) y en el que mostró un concepto diferente y alejado de todo lo folclórico de la célebre artista.

El espectáculo ahonda en la fuerza y en la lucha de la artista, a quien Carrillo llamó “una gran representante de nuestra cultura”.

Nominado a los Contemporary A cappella Recording Awards, el Ensamble Vocal Voz en Punto se hizo presente en China y Ecuador, en donde sus seis integrantes conquistaron con su virtuosa voz a propios y extraños con música mexicana, así como obras que forman parte de su repertorio de piezas de los siglos XIII al XX.

La agrupación tuvo un buen año, pues en esta ocasión llegó a China dentro del IX Festival de las Artes Folklóricas, un festejo que incluyó las más variadas expresiones escénicas, especialmente música y danza.

Los cantantes dirigidos por José Galván deleitaron al público chino con sus originales versiones a cappella de la música tradicional y popular de México, que le han valido recorrer el mundo y lograr un amplio reconocimiento internacional.

Previo a su viaje por China, la agrupación lució y engalano las actividades del Festival Internacional de Coros de Quito y el Festival Internacional de Canto Coral de Guayaquil, en Ecuador.

Otra de las agrupaciones que dejaron un buen sabor de boca en 2013 es el Coro de Madrigalistas de Bellas Artes, que por primera vez se presentó en Europa.

Bajo la dirección del flautista Horacio Franco, se presentaron en cuatro ciudades de España: Córdoba, Granada, Sevilla y Madrid, donde deleitaron con piezas de contenido espiritual y religioso, muy conmovedoras, pertenecientes a diferentes épocas cercanas al Barroco y Novohispanas.

Otro de los artistas mexicanos que fue noticia en 2013 fue Ariel Guzik, quien en la 55 Exposición Internacional de Arte-Bienal de Venecia, presentó “Cordiox”, una máquina de cuatro metros de altura que describe, a través de sonoridades, el espacio y el entorno.

Con una inversión de 12 millones de pesos, la propuesta consistió en llevar un dialogo sonoro con un edificio de notables antecedentes, la iglesia de San Lorenzo, pabellón de México en la bienal, relacionados con la música por su acústica privilegiada.

Cuatro metros de altura que pusieron en juego el encuentro de dos elementos complementarios: 180 cuerdas tensas distribuidas en tres arpas y un cilindro de cuarzos de grandes dimensiones, “Cordiox” cautivo a uno de los eventos culturales más reconocidos en el mundo.

Por lo que hace a la visita de figuras internacionales a México, el Cuarteto Lissy, integrado por músicos de la que es considerada la mejor orquesta filarmónica del mundo, la de Viena, deleitó al público asistente a la Sala Nezahualcóyotl, del Centro Cultural Universitario (CCU).

En la que es considerada la sala de concierto más importante de América Latina, el programa estuvo conformado por las obras “Marcha festiva”, del alemán Richard Strauss; “Cuarteto K 493”, del austriaco Wolfgang Amadeus Mozart; “Intermezzo”, de Bauldin Suizer; “Cuarteto”, del autor bohemio-austriaco Gustav Mahler; “Barcarola”, del francés Camille Saint Säens, y “Cuarteto”, del checo Josef Suk.

Otra de las agrupaciones que sorprendieron al país este año fue el Teatro Negro de Praga, el cual luego de tres años de ausencia regresó a la capital del país para ofrecer “Alicia en el país de las maravillas”.

Los artistas checos sorprendieron con un espectáculo basado en la incapacidad del ojo humano de distinguir negro sobre negro. Objetos iluminados, artículos fosforescentes o personajes flotando son algunos de los elementos que hicieron especial este arte y con el que atraparon las miradas de tres mil 500 espectadores.

De igual forma, el artista colombiano Fernando Botero fue otro de los que visitaron tierra azteca, dejando un buen sabor de boca a todo aquel que tuvo la oportunidad de observar su arte, en esta ocasión en Pachuca, Hidalgo.

“Testimonios de la barbarie” fue la muestra que se exhibió en el Museo Cuartel del Arte, con un total de 67 piezas que retratan la tragedia civil, económica, política, justicia y seguridad en el país de Colombia en los siglos XIX y XX.

La exposición, que fue un gran éxito, retrata la violencia y terror que vivió Colombia en los episodios más tristes de su reciente historia, producto de la violencia sufrida por la delincuencia, los secuestros y los asesinatos, entre otras desgracias humanas.

Otra presencia destacada en México fue la soprano italiana Filippa Giordano, quien en los últimos días de noviembre ofreció una gala en la Universidad del Claustro de Sor Juana para apoyar el programa de becas de la Fundación UNAM.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button