Noticias

Provocan alcohol y drogas malformaciones congénitas en recién nacidos

Guadalajara.- El genetista del Instituto Mexicano del Seguro Social, Elías García Ortiz, advirtió que el alcohol, las drogas y ciertos medicamentos, facilitan la aparición de una malformación congénita en los recién nacidos.

Indicó que las malformaciones en extremidades son un problema infrecuente de salud, pero al estar asociadas en algunos casos a patologías en órganos vitales como el cerebro y el corazón, se convierten en importantes obstáculos en la calidad de vida de quienes las padecen.

Destacó que la polidactilia, esto es, un mayor número de dedos, ya sea en manos o en pies, junto con la reducción de miembros -falta de algunos dedos, la mano, el antebrazo o el brazo- se ubican como las dos principales malformaciones en extremidades.

El experto, adscrito a división de Genética en el Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO), señaló que dependiendo del tipo de malformación de que se trate y de si se acompaña de afectaciones en otros órganos o sistemas, es como se puede determinar la causa.

Sin embargo, el investigador resaltó que, hablando en términos generales, en su génesis interviene desde la herencia, hasta la automedicación, sin omitir el consumo de alcohol y drogas.

Citó que en el desarrollo de polidactilia o dedos supernumerarios, se ha identificado la herencia como el principal detonante, mientras que en la reducción de miembros, se ha establecido una asociación con el consumo de alcohol, con el uso no supervisado de ciertos medicamentos teratogénicos (talidomida) e incluso la cocaína.

Al referir que la polidactilia escasamente se asocia con daños a otros órganos, dijo que en lo relativo a las malformaciones más severas como falta de dedos, de mano o de brazos, aquí sí pueden existir repercusiones a nivel cardiaco.

Refirió que con la experiencia del CIBO, se detecta que este tipo de asociaciones ocurre en un dos o tres por ciento de los pacientes que ahí se atienden y que llegan a uno o dos, por mes, en promedio.

En general, dijo, son pacientes que presentan la malformación en una sola de las extremidades, y es muy raro que la tengan en las cuatro “lo más que hemos visto son 23 dedos en un paciente, nunca más de esa cantidad, aunque hay casos extremos reportados, como uno, ocurrido en una persona en la India que tenía 30 dedos”.

El tratamiento, en la mayoría de los casos es de tipo quirúrgico y, dependiendo si es una polidactilia A o B, es como se define la cirugía, dijo.

Si es tipo A, se caracteriza por la presencia de un dedo extra perfectamente formado, (generalmente en los extremos de la mano, es decir, el pulgar o el ´meñique´), en la de tipo B, el dedo no se alcanza a formar y tiene la apariencia de un pequeño bulto, mucho más sencillo de operar.

Destacó que en lo que respecta a la reducción de miembros, el problema es más complejo, porque puede ser altamente discapacitante dependiendo del nivel de la extremidad en que ocurra.

En este tipo de afectación, hizo énfasis en que además de los factores antes citados, existen otros como las bandas amnióticas que, durante algún momento de la gestación pueden atrapar alguna o algunas extremidades del feto en formación, enredándola con una fuerza tal, que provocan su arrancamiento.

En otros casos, el uso de ácido retinoico, tan común para casos de acné y otros problemas faciales, está comprobado que constituye un factor de riesgo, para que se presente una reducción de miembros en el bebé que se está esperando.

La recomendación entonces, añadió, es evitar la automedicación, así como el uso de drogas y alcohol y, muy especialmente, en mujeres que deseen embarazarse, está prohibido el uso de ácido retinoico para reducir los riesgos ya señalados.

El asesoramiento genético es también muy importante, sobre todo si alguno de los integrantes de la pareja tiene antecedentes familiares de una malformación como las aquí señaladas, concluyó.

Notimex

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button