Noticias

Yo no voy a dividir a México. Artículo Ciro Gómez Leyva / Milenio

En las próximas horas comenzará a transmitirse el nuevo spot de Enrique Peña Nieto. Creo que es el más relevante de los difundidos hasta ahora. Y el primero en que el candidato del PRI intenta ponerse por encima del 1 de julio para presentarse como el inexorable Presidente de la República.

Peña Nieto se pregunta retóricamente si debe contestar a la ofensiva del PAN que lo acusa de mentiroso, de incumplir sus compromisos. Responde, desde luego, con un no rotundo, porque “las agresiones en campañas políticas dividen a las sociedades”. Y porque “la guerra sucia de hace seis años nos separó y provocó pleitos aun dentro de las mismas familias”.

La síntesis es lógica: un país dividido se debilita y no avanza, “por eso, yo no voy a dividir a México”. Peña Nieto propone que México es más grande que una disputa de votos y se planta como el líder que invita a eludir las altercaciones de callejón en un país exhausto de descalificaciones, insultos y mentadas de madre. Es el candidato sereno que conoce la importancia de un close up a la hora de decir yo no escupo, yo no me peleo.

Guste o no, es el discurso del estadista que apela a las emociones para pedir cordura, estabilidad. Un líder que confronta las ideas del adversario sin caricaturizarlas.

Es cierto que Peña Nieto ofrece su mano franca con 20 puntos de ventaja en las encuestas. Pero es cierto, también, que no hay vileza en la respuesta. Hay rigor y nitidez en la oferta. Ya veremos si las circunstancias le permiten mantener a ese personaje conciliador hasta el final de la campaña.

Las circunstancias y la estabilidad emocional. De él y de sus asesores.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button