score
Noticias

Los engaños de la democracia. Artículo Óscar Mario Beteta / Milenio

La democracia en manos de políticos dubitativos, indefinidos o proclives a la traición, que acceden legítimamente al poder, juran que harán todo por el pueblo y terminan engañándolo, deben ser identificados, impedidos para gobernar o echados.

Después de la experiencia de Argentina, donde la presidenta Cristina Fernández expropió 51 por ciento de las acciones de YPF, subsidiaria de Repsol, en México debe desterrarse por completo esa posibilidad.

En el contexto de la sucesión presidencial, AMLO debe ponerse en línea con esa idea y ser anuente con las reformas estructurales que le han sugerido distintos sectores. Sería más congruente con su propuesta discursiva de readaptación a la realidad.

Aferrado a que México sigue un modelo impuesto desde fuera y sin proponer alternativas, AMLO ha dicho al CCE que no está de acuerdo con las reformas hacendaria, laboral y energética.

En cualquier caso, eso condenaría al país a tener un crecimiento mediocre, un mayor empobrecimiento y más tensiones sociales. Junto a eso, las expropiaciones deberían ser proscritas incluso constitucionalmente.

Las consecuencias susceptibles de derivar de ese atentado contra el capital y la propiedad, que está fuera de toda la lógica económica, pueden ser la desinversión, la caída de la producción y del empleo, un menor impulso al desarrollo y la inestabilidad sociopolítica.

El imperativo categórico de apartarse de esa práctica o tentación, deriva de las experiencias desastrosas para la economía; es capaz de destruir logros y de cancelar expectativas.

Máxime, porque las empresas que están en manos del gobierno son ineficientes y fuente de corrupción por la ineptitud, improvisación, deshonestidad y desconocimiento de quienes llegan a dirigirlas.

El impacto que ya tuvo la expropiación en Argentina, generó problemas en la cotización de la empresa, tendió un tétrico panorama sobre la economía de ese país y potenció la posibilidad de conflictos políticos con España, la CE y la UE.

El presidente Mariano Rajoy dijo que eso “sienta un grave precedente para el conjunto de las relaciones comerciales en una economía cada vez más global”, y el Ejecutivo mexicano, Felipe Calderón, expresó su rechazo sin cortapisas. Seguramente será tema de la Cumbre del G20 de Los Cabos, dentro de dos meses.

En México, frente a los comicios, la sociedad sabrá elegir.

SOTTO VOCE

Por más obstáculos que pretendan ponerle en el camino, los números demuestran que Enrique Peña Nieto avanza firmemente hacia Los Pinos.



Artículos Relacionados

Back to top button