Publicidad Google

Acusan a Marjorie de Sousa de no alimentar a su hijo para que llore cuando vea a Julián Gil


Publicidad Google

14 de Septiembre, 2018

    

El diseñador declaró que para que Matías llorara durante las convivencias con Julián Gil, Marjorie de Sousa no le da de comer al niño.

FOTO: Instagram @marjodsousa

Publicidad Google

Desde que su hijo, Matías, nació, Marjorie de Sousa y Julián Gil han protagonizado un pleito legal. Primero el actor dudaba de su paternidad, por lo que pidió una prueba de ADN, que resultó positiva. Después, la actriz negó a Gil ver al pequeño fuera del Centro de Convivencias.

Tras la polémica, diferentes personalidades han manifestado su opinión al respecto, entre ellas Alicia Machado, quien tachó a su paisana de "maltrato infantil". Ahora, a ella se sumó el diseñador Gustavo Matta, quien asegura que Marjorie no alimenta a Matías cuando Gil lo visita en el Centro, para que el niño esté inquieto.



En entrevista para TV y Novelas, Matta declaró que "cuando al niño le toca visita, ella no le da de comer y les dice a las nanas que no lo alimenten, para que cuando llegue al Centro de Convivencia esté incómodo, llore. Y cuando vea a Julián se sienta mal".

Gustavo mencionó que lo anterior lo sabe debido a que personas del Centro y gente que la rodea se lo han dicho, porque están en desacuerdo con sus acciones.

"Sus enfermeras, sus nanas, sus choferes, toda la gente que trabaja con ella que está en desacuerdo con su malévolo actuar. Saben que la señora no está haciendo lo correcto", dijo.

Al testimonio del diseñador se le sumó el de una exempleada del actriz, quien reveló a la revista que, "a la enfermera le dijo: ‘No le des ahorita leche, no le des de comer para que cuando lleguemos a la convivencia se ponga bravo el niño, que se chingue aquél'. Si alguna de las personas que están en contacto directo con el bebé se atreve a hablar, va a decir muchas cosas.

"Es una situación muy delicada. Ella lo va a negar siempre, pero deberían preguntarle si se atrevería a contestar en un detector de mentiras, si es verdad que no le daba de comer a su hijo para que llorara durante las convivencias y que así se vieran complicadas las visitas del niño con Julián Gil, a ver qué contesta. Ella siempre quiere tapar todo con sus lágrimas, quiere hacerse la mártir. Aparte, tiene un problema de delirio de persecución desde que según la quisieron secuestrar en Venezuela. Y hasta la fecha siempre quiere aparecer como la niña bonita y no es verdad, es muy necia, terca, lo que dice es lo que se hace".

 

 

 

Mira aquí Telefórmula en vivo