No acepto se me llame ecocida, pido aclaración de Fonatur: empresario. Con Denise Maerker


Publicidad Google

22 de Enero, 2016

    

"Lo que yo no puedo aceptar es que a mí me traten ni de ecocida ni de un empresario abusivo porque nunca lo he sido, tengo un buen prestigio ganado a través del tiempo. Yo no hice ningún acto ilegal, no destruí nada, compré un lote impactado", dijo el empresario Francisco Córdova.

Publicidad Google

El empresario Francisco Córdova no acepta que se le considere ecocida ni abusivo; asegura que no cometió ningún acto ilegal en la compra de dos lotes en Tajamar, zona en donde ya no existe el mangle, por eso llama al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aclare el tema ya que fue esa instancia federal la responsable de haberle vendido.

"Tengo muy claro que yo compré dos lotes en Tajamar de ocho mil 200 metros aproximadamente la suma de los dos, le compré al principal desarrollador de Cancún que es Fonatur; compré dos lotes totalmente urbanizados, ya impactados, conocí lógicamente y porque lo pedí, el manifiesto de impacto ambiental y toda la resolución de ese manifiesto", respondió Francisco Córdova en entrevista con Denise Maerker.

El empresario desarrollador relató que realizó las compras hace tres años, y lleva realizando varios inmuebles en terrenos que comercializó Fonatur, por lo que nunca tuvo el menor problema al ser esa instancia la autoridad federal y el principal desarrollador de Cancún.

"Yo no participé en lo más mínimo ni en el diseño ni en la concepción ni en la ejecución de la obra ni en la comercialización, simple y sencillamente compré un lote. Cuando compré estaba totalmente terminado el desarrollo y precisamente la belleza del lugar y la terminación del lugar, y después ver que la gente lo recorría con tanta alegría".

Por ello, Francisco Córdova nunca pensó adquirir con la compra un problema de ese tamaño. Fue en estos días cuando un juez concedió la suspensión provisional para que se detenga cualquier tipo de acto el cual implique la ejecución de remoción de la vegetación.

Mientras que activistas realizaron manifestaciones con algunos de los animales que han muerto durante la destrucción del manglar Tajamar.

Sin embargo, el empresario recalcó ser un creyente de la conservación del manglar, sobre todo aquel pegado a cualquier laguna o mar al ser fundamental para la conservación del medio ambiente.

"Lo que yo no puedo aceptar es que a mí me traten ni de ecocida ni de un empresario abusivo porque nunca lo he sido, tengo un buen prestigio ganado a través del tiempo. Yo no hice ningún acto ilegal, no destruí nada, compré un lote impactado.

"Es vegetación baja, ahí ya no existe el mangle, seguramente podía haber habido una iguana".

Por este problema que tiene en las manos, el empresario dijo que no ha ido a ver el lugar, en donde ya no hay vegetación, y no desea presentarse en el lugar ya que no desea ser agredido ni insultado, "han querido dañar a mi empresa nada más porque yo invertí ahí. Las protestas son totalmente respetables".

Francisco Córdova puso sobre la mesa dos alternativas ante esta problemática: resolver la situación para poder desarrollar, y simple y sencillamente se le devuelva su dinero, "no voy a buscar mayor pleito.

"Compré con la confianza que deberíamos tener todos los mexicanos y que paulatinamente estamos perdiendo porque el estado de derecho, nuestro país cada día es más endeble. Vivimos en un país en donde el estado de derecho se nos está desmoronando de las manos".

ohj

 

 

 

Mira aquí Telefórmula en vivo