Nacional

TRÁFICO DE ARMAS

Demanda contra fabricantes de armas en EU: Estrategia de SRE es “ir al origen”

El consultor jurídico de la Cancillería dijo que hay dos motivos por los que se decidió demandar a empresas productoras de armas y no a los puntos de venta finales.

El Gobierno de México demandó en agosto pasado a las fabricantes de armas en EU.Créditos: Pixabay
Escrito en NACIONAL el

Alejandro Celorio, consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), afirmó que el gobierno mexicano demandó a empresas de armas en Estados Unidos y no a las tiendas que las distribuyen porque la estrategia del canciller, Marcelo Ebrard, es dirigirse al “origen”.

En entrevista para Ciro Gómez Leyva Por La Mañana dijo que demandar a cientos o miles de puntos de venta en ese país sería “ocioso” porque sería por una cantidad pequeña de dinero y por cuestiones de tiempo ya que habría que llevar a todos los juicios hasta la conclusión.

“Pudimos haber demandado a los últimos puntos de venta. Pero también podemos ir al origen de donde surgen no sólo las armas en su fabricación sino las decisiones de comercialización, las decisiones de no monitorear a su línea de distribución de armas y las de no sancionar a aquellos distribuidores de puntos de venta que claramente facilitan el tráfico ilícito de armas”.

Demanda contra fabricantes de armas en Estados Unidos

Este martes, Ebrard afirmó en la conferencia matutina presidencial que México ganará esta demanda que se presentó el pasado 4 de agosto en contra de 11 fabricantes de armas.

El gobierno de México las acusa de negligencia y argumenta que las prácticas de fabricación, distribución, publicidad y venta favorecen el tráfico y uso de armas en el país que impactan en violencia y se usan en delitos.

“Saben que sus productos están en México y que ingresan de manera ilícita; que se venden a compradores, se venden de manera múltiple; saben que se venden a personas con antecedentes penales; y aun sabiendo, las continúan vendiendo”.

El consejero jurídico de SRE rechazó que busquen que estas empresas dejen de vender armas, sino que piden que cuiden el proceso desde el inicio hasta el comprador final.

“No estamos pidiendo que dejen de vender. Lo que estamos pidiendo es que si van a comercializar armas, que lo hagan con el cuidado debido; con la debida diligencia para evitar que su producto entre de manera ilícita a México”.

De acuerdo con la cancillería mexicana, cada año entran al país medio millón de armas de forma ilegal desde Estados Unidos.