Aunque hacer el papel de Jenni Rivera fue importante para Samadhi Zendejas, ahora sufre los estragos en su cuerpo

La actriz comentó que pasó por un duro proceso para aceptarse y aceptar su cuerpo tras el cambio.

Quien está muy entusiasmada por todos los proyectos y aspectos positivos que llegaron a su vida después de interpretar a Jenni Rivera en “Mariposa de barrio” es Samadhi Zendejas. Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas para la originaria de la Ciudad de México.

En entrevista para “Pinky Promise”, la actriz de 27 años contó que tuvo que subir poco más de 30 kilos para hacer el papel de la joven cantante de regional mexicano, pero eso fue un gran impacto en su vida porque ya había llegado a su peso ideal.

Aunque su participación solo abarcó la vida de los 13 a los 25 años, fue de 2016 a 2017 que tuvo que hacer este gran sacrificio para poder cumplir con el papel; sin embargo, esta subida de peso tan radical aún causa estragos en la vida de Samashi Zendejas.

Jenni Rivera le dio una gran lección de amor propio

La actriz contó que en su momento creyó que jamás le darían oportunidad a actrices curvy o morenas, pero cuando la llamaron para hacer a Jenni Rivera se sintió muy emocionada, aunque con un gran reto a cuestas que tuvo que aprender a sobrellevar.

Samadhi Zendejas reveló que ha sido complicado para ella mantenerse en su peso y que no le es posible dejar el gimnasio porque sabe que es muy fácil volver a subir de peso. En su momento dijo que esta transición la llevó a quererse más y querer su cuerpo.

La actriz dijo que este fue el momento ideal para demostrar que no solo era un cuerpo, sino que también dio a conocer que era talentosa sin tener que cumplir con los estándares de belleza. Aunque eso sí, dijo que pasó de pesar 59 kilos a 89.

“El subir me hizo tener más confianza en mi,  es muy tonto. Cuando me vi, me vi curvy. Me dije ‘perfecta ya no me van a ver’, entonces me enfoqué en el talento, en demostrar mi actuación”, contó Samadhi.

Entre los estragos que sufrió la joven de 27 años están las marcas en la piel, que ahora le cuesta mucho perder peso, tiene que hacerse demasiados tratamientos estéticos; pero al mismo tiempo, eso la dejó amarse de manera más honesta y sincera.

También podría interesarte:

Salir de la versión móvil