score
Entretenimiento

¿Por qué es importante el discurso de Natasha Dupeyrón tras denunciar abuso sexual?

La actriz decidió hablar sobre la situación de violencia sexual que experimentó en el pasado.

La denuncia de Nath Campos permitió que así como sucedió en el movimiento #MeToo en Estados Unidos más mujeres levantaran la voz, un efecto similar ocurrió en México con algunas actrices e influencers. Tal es el caso de Natasha Dupeyrón, quien confesó que fue víctima de abuso sexual.

Esta parte de mí no se quiere quedar callada, pero tiene miedo (…) hoy me atrevo a decirlo en voz alta, no es fácil, saberte víctima, no es fácil vivir un abuso y entonces no te juzgues si todavía no puedes hablar, necesita mucho trabajo personal y mucho amor a tu gente, todo a su debida gente, gracias a todas las chicas que hablan y denuncian”, expresó la actriz de 29 años.

La actriz que participó en el remake de “La boda de mi mejor amigo” compartió su experiencia, misma que revivió cuando fue invitada a participar en una canción que habla sobre feminismo al lado de otras 18 mujeres. Aunque la joven se encontraba muy motivada, algo la detuvo.

Natasha Dupeyrón reflexionó al respecto del tema y descubrió que al interpretar un verso de la canción se sintió tan identificada que no pudo evitar sentirse vulnerada y lastimada, pues en carne propia había vivido abuso sexual; tras algún tiempo decidió hablar sobre el tema.

“La frase era: ‘No nos vamos a callar’ y se repetía, porque es el final de la canción. Me di cuenta que tenía miedo, por eso no me quería aprender la canción, porque tenía miedo de decir estas palabras en voz alta, porque me resuenan y porque me sentí muy identificada con lo que estaba cantando. Y hoy estoy aquí, compartiendo esta parte de mí que no se quiere quedar callada, pero tampoco sabe cómo hablar, porque no es fácil, porque ser valiente requiere de muchas cosas y porque creo que todo es a su debido tiempo”, expresó.

¿Por qué hay que reflexionar sobre el tema?

Uno de los puntos centrales que tocó Natasha Dupeyrón -quien comenzó su carrera en 1991- fue el relacionado con el tiempo. Tiempo que le toma a las mujeres procesar, asimilar, reflexionar y sanar después de haber sido víctimas de cualquier clase de abuso -físico, psicológicos, sexual-.

En un tiempo en el que periodistas como Martha Figueroa aseguran que “estar ebria” es motivo suficiente para que otras personas se aprovechen de esta situación y tomen ventaja para cometer actos como una violación; o Mara Patricia Castañeda asegura que “después de tres años todos deben olvidar una situación de abuso”.

¿Qué debemos cambiar ante el caso de Natasha Dupeyrón?

Es fundamental acompañar y apoyar la forma en la que las mujeres denuncian este tipo de situaciones, especialmente para no revictimizar, para no herir y no hacerles pasar el calvario con el que lidiaron cuando se enfrentaron al abuso.

En redes sociales es común leer comentarios como: “solo busca fama”, “lo único que quiere es dinero”, “si bien que anda enseñando”; y sin embargo, ninguna de estas situaciones son motivo para demeritar o minimizar la complicada experiencia de cualquier mujer que atravesó abuso.

Mostrar empatía y responsabilidad es fundamental en estos tiempos en los que la humanidad necesita una mano que sume, no que reste.

 

 

 

También podría interesarte:

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button