Entretenimiento

El día que Chespirito encontró muerto a “Jaimito el cartero”, del Chavo del 8

"Parecía que estaba soñando algo bonito, tenía cara de estar contento": narró "Chespirito.

Raúl “Chato” Padilla, mejor conocido como “Jaimito el cartero” pasó toda su vida en los escenarios por mandato familiar, y murió a los 71 años en un foro de televisión.

El actor Raúl Padilla nació el 17 de junio de 1918 en Monterrey, y a los cuatro años comenzó a recibir clases de actuación en una de las escuelas de su padre, el empresario teatral Juan Padilla. A los cinco años, Raúl arrancó su carrera actoral por imposición de su progenitor, y desde entonces, no se bajó de los escenarios.

“Mis primeros años no fueron más que teatro, teatro y teatro. Hoy me doy cuenta de que la vida de todos ha sido normal; la mía no. Mi vida ha sido aburrida, no como la de otro chico. Tengo 64 y empecé a trabajar en el teatro el 3 de septiembre de 1923. Desde entonces no hice más que actuar”, dijo a la revista desaparecida Cromos.

Aunque interpretó a una infinidad de personajes, sin duda alguna uno de sus favoritos era “Jaimito el cartero”, personaje recordado por su frase “es que quiero evitar la fatiga…”, que decía cada vez que llegaba a la vecindad de “El chavo del 8″ para justificar su pasividad.

En 1979, Raúl se unió al elenco de “La vecindad del Chavo del 8″¸ y en 1993 cuando terminó la famosa serie, interpretó al jefe de la comisaría en la que siempre eran arrestados El Chompiras y El Botija.

Jaimito, ¿no irá a trabajar hoy?

Posted by El Chavo del Ocho on Tuesday, December 4, 2018

Por lo anterior, forjó una gran amistad con el actor y productor Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, quien habló de él en su libro autobiográfico “Sin querer queriendo”, narrado como si fuera “El Chavo”.

En el libro, Gómez Bolaños narra cómo es que encontró sin vida a “Jaimito, el cartero”, quien padecía diabetes.

“Después de grabar lo estuve esperando en la escalera para demostrarle que yo también podía brincar desde el quinto escalón de la escalera. Pero no bajaba. Entonces subí para ver si le pasaba algo y lo que pasaba es que ya estaba muerto. Tenía los ojitos cerrados, como si nomás estuviera durmiendo. Hasta parecía que estaba soñando algo bonito, tenía cara de estar contento. Pero no puede ser, porque ni modo que le diera gusto morirse. O quién sabe, porque Jaimito siempre decía que quería evitar la fatiga… o sea que ya evitó la fatiga para siempre”.

Hoy te mandamos esta postal hasta el cielo, Jaimito. 💌

Posted by El Chavo del Ocho on Sunday, February 3, 2019

Con información de Infobae.

Te puede interesar: 

El misterio detrás de los capítulos de El Chavo del 8 en Acapulco

Los 3 capítulos de ‘El Chavo del 8’ que fueron censurados y nunca más volvimos a ver (VIDEOS)

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button