Futbol

Salud mental y suicidio, enfermedades que también atacan al futbol

Los futbolistas también son víctimas de las enfermedades mentales, pese a ser un tema casi prohibido.

Este 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental y el futbol no está libre de las enfermedades mentales, ya que son múltiples los casos de futbolistas que han sido víctimas de este mal, incluso algunos llegando al suicidio como consecuencia de muchos factores alrededor de esta condición.

MIRA LO ÚLTIMO DEL FUTBOL NACIONAL E INTERNACIONAL AQUÍ

Hay muchos ejemplos de jugadores que han sufrido enfermedades mentales, pero no todos se conocen debido a que hablar de depresión o salud mental parece impensable para varias figuras, por la idea de que un futbolista no puede sufrir este tipo de enfermedades.

VER MÁS: Revelan fotos de fiestas de Jérémy Ménez entre escorts y drogas

Dario Simic, ex seleccionado de Croacia, habló para la FIFA y confesó que él mismo vivió enfermedades mentales, pero “todos piensan que no es posible somos jugadores, superhéroes. Y no queremos hablar de ello, hacer nada, el tiempo pasa y el problema se hace mayor.

“El deporte es muy estresante, física y mentalmente porque todos esperan lo mejor de ti. La presión puede llevar al atleta a problemas psicológicos”, aseguró Dario Simic.

Hay casos de futbolistas que han sufrido del peor modo enfermedades mentales, y su salud se ve afectada al punto de llegar al suicidio, como el portero alemán Robert Enke, quien vivió fracasos como su gris paso por el Barcelona o su lucha por ser el arquero titular de la Mannschaft en medio de críticas en su contra.

Además, sufrió la muerte de su pequeña hija luego de lucha por su vida al nacer con una enfermedad del corazón que al final le costó la vida a la pequeña Lara; aún después de adoptar a una niña junto a su esposa Teresa, Robert Enke no pudo hablar del tema de forma abierta y su depresión lo llevó a arrojarse a las vías del tren para acabar con su sufrimiento.

Otros tantos casos como los de los argentinos Mirko Saric o Alberto Vivalda, el inglés Dave Clement o el alemán Andreas Biermann desgraciadamente también optaron por el suicidio para acabar con la depresión, una de las condiciones más recurrentes de la salud mental.

Pero hay muchos otros futbolistas que han actuado a tiempo atendiéndose con especialistas en la materia e incluso han hablado de forma abierta de depresión o ansiedad, como Andrés Iniesta, Bojan Krkic, Jonathan Cristaldo o Per Mertesacker.

La FIFA ha trabajado en los últimos años para atacar este tipo de enfermedades mentales, entendiendo que la fortaleza mental y la apertura y mayor conocimiento de la salud mental permite generar mejores redes de apoyo para quienes sufren de esto. Al final, el apoyo de especialistas y seres queridos es fundamental para cualquiera, sea o no un atleta.

Telefórmula en vivo

Etiquetas

Artículos Relacionados

Back to top button
Close