Breaking news

Actividad industrial registra en segundo trimestre su peor caída desde hace un año

Escrito en BREAKING NEWS el
La industria está teniendo serias dificultades para recuperarse. Al segundo trimestre del año la actividad industrial tuvo su peor periodo desde la caída inicial por la pandemia.  El resultado de junio del Indicador Industrial de la Actividad Económica (IMAI) registró una caída de 0.5% con respecto al mes anterior. El presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Julio Santaella, señaló que “con la caída registrada en junio 2021, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial hiló 3 meses consecutivos con retrocesos y alcanzando su menor nivel del año en una tendencia decreciente”.  Desde el inicio de la pandemia, cuando la economía se contrajo a nivel mundial, los niveles de actividad industrial tuvieron un fuerte rebote seguido por crecimientos ininterrumpidos de magnitudes muy diferentes cada mes..  Incluso a pesar que en septiembre y enero la actividad cayó les siguieron fuertes  incrementos que continuaron de forma ininterrumpida la tendencia al alza del indicador. Pero a la llegada de abril la tendencia comenzó a revertirse.  Si bien las caídas mensuales del IMAI no han sido profundas, siendo el resultado de junio la menor de todas, si han modificado la curva estadística, mostrando señales de estancamiento según comentó Gabriel Casillas, director de Análisis Económico del Grupo Financiero Banorte. El resultado del IMAI además da una visión preliminar del comportamiento del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) -dato mensual del PIB- para el mes de junio, que como señaló Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de la firma de servicios financieros Credit Suisse, pudo haber sido uno de los culpables de que el crecimiento del PIB del segundo trimestre fuera menor a lo esperado.  La mayoría de los analistas participantes en un sondeo de Reuters estimaban que el crecimiento del PIB durante en 2T sería de 1.7%, sin embargo, las cifras adelantadas del Inegi se quedaron cortas con un resultado de 1.5%, que si bien, puede ser revisado al alza en las próximas semanas, el resultado del IMAI no da señales favorables para ello. Hubo caída en todos los sectores La caída de junio fue moderada debido a que si bien todos los sectores industriales registraron caídas, fueron muy diferentes entre sí.  S pesar de que durante junio hubo importantes paros en la industria automotriz que en algunas armadoras -como Volkswagen- duraron incluso el mes entero, la actividad manufacturera apenas cayó un marginal 0.1%, La manufactura de automóviles representa el 17% de todo el sector, por lo cual se esperaba que tras la caída en la producción del sector - la peor en lo que va del año según el Registro administrativo de la industria automotriz de vehículos ligeros- el IMAI expresara los paros en forma de un menor resultado. Pero aún cuando la caída fuera menor a la esperada, el resultado de junio continuó con la tendencia a la baja presente en el sector desde hace cuatro meses. Las caídas además revirtieron los logros del sector, que ya había alcanzado su nivel prepandemia en febrero, siendo la única industria en llegar a esa meta. Por otro lado, la contracción mensual más importante fue la de la construcción con -2.00%. La recuperación del sector ha sido sumamente heterogénea, siendo esta su quinta caída desde el inicio de la pandemia.  El comportamiento del sector durante el segundo trimestre del año fue fuertemente influido por la temporada electoral de este año, que en respeto a las disposiciones legales vigentes, causó la suspensión temporal de nuevas obras públicas, mismas que representan un importante sector del negocio de la construcción dijo José Francisco Guajardo, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Nuevo León. No obstante, otros factores que han presionado al sector de la construcción ha sido la baja demanda de algunos tipos de edificaciones -como oficinas- y el encarecimiento de los costos debido a los fuertes repuntes en el precio de materiales, principalmente aquellos fabricados con acero como vigas, alambres y varillas.  Los otros dos integrantes del IMAI, la minería y la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final tuvieron reducciones de -0.8% y -0.5% respectivamente.  El sector minero es el único entre los cuatro que ha mantenido su tendencia ascendente desde el inicio de la pandemia. Tan solo en mayo, los indicadores de la industria minero metalúrgica reportaron un importante crecimiento 3.5% en la producción. No obstante, la industria también es la más alejada de su pico prepandemia, pues desde 2014 el sector inició una tendencia a la baja que apenas comenzaba a recuperarse en 2019 pero fue interrumpida por la crisis sanitaria mundial.