Breaking news

Relajar las medidas contra el COVID-19 podría triplicar las muertes por la enfermedad en México

Escrito en BREAKING NEWS el
¿Ya estás vacunado y estás harto de usar cubrebocas? ¿Te sientes más seguro para ir a reuniones y eventos? Aunque puede parecer atractivo, estas prácticas no son la mejor opción por ahora. De acuerdo con una proyección del Instituto para la Evaluación y Métricas de la Salud de la Universidad de Washington en Estados Unidos, se prevé que México registre al menos 17 mil fallecimientos más a causa del COVID-19 entre la segunda quincena de noviembre y marzo de 2022, mismos que podrían triplicarse en caso de relajar las medidas sanitarias. El análisis refiere que el escenario catastrófico contempla condiciones como que todas las personas vacunadas dejen de utilizar cubrebocas, sumado a un aumento significativo en la movilidad ciudadana incluso por arriba de los niveles previos a la pandemia de COVID-19. “El hecho de relajar completamente las medidas no farmacológicas pondría en peligro la estabilidad de la pandemia que observamos actualmente. Se estima que a final de año este pésimo escenario llevaría a mas de mil defunciones por día y más de 10 mil casos diariamente”, señala el documento difundido por el por la Universidad de Washington. Aunque algo lejano, este escenario causaría que en los próximos tres meses y medio se reportaran 53 mil muertes más, e incluso que los decesos diarios alcanzaran cifras por arriba de los 1,200 casos con un pico hacia el 10 de febrero de 2022. Sin embargo, el escenario más probable es también más optimista, pues anticipa un pico de contagios de 42,360 contagios para el 30 de enero de 2022, casi una sexta parte de los 274 mil que se estiman para el peor de los escenarios. El organismo reporta que 65% de la población del país ya se contagió de COVID-19; mientras que la variante Delta está presente en todas las entidades, además de la presencia de Gamma sólo en 4 estados. Desde el pasado 15 de noviembre, 31 entidades se encuentran en semáforo de riesgo epidemiológico verde y solo Baja California se mantuvo en anaranjado, considerado como riesgo alto. Esta medida se ha reflejado en el alza en la movilidad en 30 de las 32 entidades, donde según el análisis de la Universidad de Washington, se ha incrementado por encima incluso de los niveles antes de la pandemia. El reporte también enfatiza en no descuidar las medidas sanitarias ante el riesgo de pérdida de inmunidad adquirida y la posible aparición de nuevas variantes a pesar del incremento en la vacunación, que hasta el domingo en México alcanzaba al 85% de la población mayor de 18 años con al menos una dosis de alguna de las siete vacunas disponibles para su aplicación en el país. “La planificación de estrategias a largo plazo para mitigar el daño de COVID-19 es cada vez más importante”, sostiene.