Breaking news

Sujeto intenta sacarle los ojos a su novia porque ella daba “me gusta” a otros

Escrito en BREAKING NEWS el
Un hombre británico de 35 años que intentó sacarle los ojos a su novia fue encontrado culpable del secuestro y tortura de la joven, a quien mantuvo cautiva entre el 31 de octubre y el 02 de noviembre del año pasado. Después de golpear a la mujer, el sujeto identificado como Danny Bridges la mantuvo retenida en su departamento para ocultar los moretones y heridas que le ocasionó, así como para evitar ser acusado por amigos y familiares de su pareja sentimental. De acuerdo con información oficial, el hombre agredió a la mujer porque ella le daba “me gusta” a publicaciones de sus amigos en Facebook, lo que al parecer encendió la ira del individuo que se dedica al físico culturismo. La pareja sentimental del sujeto logró huir del encierro después de que alertó a uno de sus amigos sobre el ataque del que fue víctima. Al recibir un mensaje de la joven, el amigo llamó a la policía, que realizó un operativo en el departamento de Bridges donde fue encontrada la mujer. [caption id="attachment_484183" align="aligncenter" width="448"] Foto: Notimex.[/caption] Al ser encontrada por la policía la joven declaró que su novio la estranguló, la golpeó e introdujo los dedos en sus ojos, lo que la hizo pensar que se los sacaría de las órbitas. Aunque el hombre fue arrestado y sometido a juicio, durante el proceso la mujer cambió su versión de los hechos y señaló que sus heridas fueron producto de accidentes domésticos. Sin embargo, el juez Rupert Lowe no aceptó el cambio en las declaraciones.
“He formado la opinión preliminar de que este es un hombre muy peligroso. Cualquier mujer que tenga una relación con este hombre en el futuro corre grave peligro", dijo Lowe al tribunal.
Esta no es la primera agresión de Bridges, pues de acuerdo con información oficial el individuo tiene condenas anteriores por atacar a otras mujeres. Con información de DailyMail y Vanguardia También te puede interesar: ‘Chiqui’, la perrita a la que le cortaron la lengua para que no ladrara