score
López DórigaVideo

México no tiene inconveniente en que EU suspenda recursos de Plan Mérida: Osorio. Con López Dóriga

Osorio Chong aseguró que el primer tema fue el de las posibles deportaciones masivas y el respeto a los derechos humanos de los connacionales y se planteó la preocupación de México por las consecuencias que han tenido los decretos del presidente Donald Trump y los lineamientos para su ejecución.



Artículos Relacionados

AudioMéxico

México no tiene inconveniente en que EU suspenda recursos de Plan Mérida: Osorio. Con López Dóriga

El gobierno de México no tiene inconveniente en que Estados Unidos suspenda o recorte el presupuesto aprobado por su Congreso destinado para el Plan Mérida, sin embargo este tipo de declaraciones por parte del presidente Donald Trump deben propiciar un diálogo en el que se aborden todos los temas de la agenda bilateral de manera integral para alcanzar objetivos que beneficien a amabas naciones.

Consideró lo anterior el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong quien precisó que México no está atado a los recursos que destine Estados Unidos a esta iniciativa porque ha actuado con responsabilidad para tener sus propios recursos y enfrentar situaciones relacionadas con la seguridad pública.

Recordó que el Congreso de Estados Unidos aprobó hace 7 años un recurso que se ha estado suministrando y que hasta el momento falta un consumo de 350 o 400 millones de dólares.

“No estamos atados del recurso de Estados Unidos, México ha logrado sus propias capacidades y no queremos ese recurso para comprar equipo”, dijo al tiempo que aclaró que este apoyo se ha invertido en el nuevo sistema de justicia penal y en la capacitación para entidades.

Y en ese sentido, dijo que si su planteamiento es retirarlo, “que lo hagan, no tenemos ningún inconveniente”, aunque precisó que este tipo de mensajes es propicio para “sentarnos a dialogar todos” para servir bien a cada país.

Entrevistado en el estudio de Joaquín López Dóriga, aseguró que durante la conversación que mantuvo con los secretarios de Estado y Seguridad de Estados Unidos, Rex Tillerson y John Kelly, el primer planteamiento que hizo fue directo y claro: “han logrado irritar y molestar al pueblo de México, el pueblo está molesto y su gobierno lo acompaña”.

Aseguró que el primer tema fue el de las posibles deportaciones masivas y el respeto a los derechos humanos de los connacionales y se planteó la preocupación de México por las consecuencias que han tenido los decretos del presidente Donald Trump y los lineamientos para su ejecución.

Al ofrecer algunos detalles del encuentro con los funcionarios estadounidenses, dijo que vio a dos funcionarios receptivos y sensibles y que notó que desconocían la importancia de la colaboración que existe entre México y Estados Unidos en materia de seguridad, incluso terrorismo.

Dijo que se mostraron un tanto sorprendidos por el asunto de que la ley limita México para recibir a personas deportados de otras nacionalidades y en ese sentido los funcionarios mexicanos fueron muy claro para expresar su rechazo a las decisiones unilaterales y a la negativa rotunda de México para recibir a indocumentados que podrían esperar alguna resolución en torno a su situación migratoria en el país del norte.

“Ni hablar de deportar a México a no mexicanos, no hay forma, no hay amparo de la ley ni las capacidades, rechazamos las decisiones unilaterales en lo que corresponde a nuestro territorio”, indicó.

Osorio Chong consideró en esa reunión como grave que en una de los lineamientos del Departamento de Estado se plantee que a juicio de la policía quienes parezcan un riesgo para la seguridad serán detenidos y deportados.

“Eso es una violación a los derechos humanos”, admitió el secretario de Gobernación quien agregó que entonces pareciera que pueden someter a un proceso migratorio a las personas solo por su apariencia, lo cual es inadmisible.

MIENTRAS NO HAYA DIALOGO SEGUIRÁ VIGENTE LO QUE HA SERVIDO

El funcionario reiteró que el presidente Enrique Peña Nieto reiteró en el encuentro que nada está resuelto aún y que en una especie de primer acuerdo se planteó que en tanto no empiece un diálogo formal e integral entre ambas naciones “dejemos que funcione lo que está vigente”.

Es decir, “dejemos que siga, no lastimemos a nuestras naciones y lo que no impide que nos podamos encontrar. Lo que esta funcionando va a seguir, los acuerdos fronterizos, porque de no ser así, sería lesivo romper algunas de las cosas. Hay muchos temas que están funcionando”.

Se les planteó por ejemplo un asunto que preocupa a México y que es el flujo de armas representa que el 65 por ciento son ilegales y provienen de Estados Unidos.

Sobre las redadas y deportaciones, recordó, el compromiso de los estadounidenses fue que no serán masivas, que no se tratará de un operativo militar y que se realizaran estos procedimientos en apego al respeto de los derechos humanos.

Sobre las detenciones de “dreamers”, o mexicanos que llegaron cuando eran niños a Estados Unidos sin documentos, dijo que se están generando las condiciones necesarias para su atención en los consulados de México y para que, en caso de ocurrir, puedan regresar al país en las mejores condiciones posibles.

NO QUEREMOS QUE MILITARIZAR AL PAÍS, SINO REGULAR FUERZAS ARMADAS

Por otro lado, el secretario de Gobernación confirmó que el próximo miércoles acudirá a la Cámara de Diputados en donde solicitará que se apruebe la Ley de Seguridad Interior y aclaró que con ella el gobierno federal no pretende militarizar el país, sino regular la participación de las Fuerzas Armadas en actividades de seguridad.

Anunció también que en los próximos días convocarán a los gobernadores para informarles “cómo están sus fuerzas de seguridad locales” y firmarán un convenio en el que se condicionará el apoyo de las fuerzas federales “siempre y cuando ellos (los estados) se comprometan a la profesionalización de sus policías locales”.

Indicó que hay estados que no están haciendo nada en materia de seguridad por lo que se trata de lograr un compromiso de los estados y los municipios para lograr mejorar sus indicadores y puedan dar seguridad a los mexicanos.

El encargado de la política interna del país, anunció que una vez que en el caso de Veracruz, van a enviar elementos de la Policía Federal, gendarmes, lo mismo que a Tamaulipas, Nuevo León, Baja California, sin embargo, admitió que es muy complejo hacerlo a todos los países.

Agregó que el gobierno federal no puede estar apoyando a todos los estados porque “no alcanza, sino encantado, Y no, porque si no mañana vamos a estar en problemas mayores; la seguridad tiene que estar más allá de programas de gobierno y de partidos políticos”.

Destacó que uno de los temas que más le preocupan es la violencia contra las mujeres y que es un tema en el que seguirá trabajando.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button