score
López DórigaVideo

Deportados, una crisis que nos estallará en las manos: Universidad Panamericana. Con López Dóriga

José Antonio Lozano Diez, rector de la Universidad Panamericana, se refirió a los casos de niños nacidos y registrados en Estados Unidos pero con padres indocumentados mexicanos que pudieran ser deportados. Para los menores psicológicamente el impacto será mayor porque son rechazados en aquel país y también en México.



Artículos Relacionados

AudioNoticias

Deportados, una crisis que nos estallará en las manos: Universidad Panamericana. Con López Dóriga

Mientras se habla de la crisis humanitaria en regiones como Medio Oriente y África, en México aún no se logra dimensionar el impacto que generarán las deportaciones masivas que planea el gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump.

A este respecto, José Antonio Lozano Diez, rector de la Universidad Panamericana, señala: “La cantidad de mexicanos que hay hoy perseguidos, y no sólo desde el punto de vista legal, sino emociona, familias rotas que se deben regresar y la circunstancia humana de tragedia que hay detrás de esa, no creo que haya otra igual en el mundo.”

Entrevistado en el noticiero de Joaquín López Dóriga, el rector fue cuestionado sobre el caso específico de los niños de padres mexicanos nacidos en los Estados Unidos, dijo que “tienen un problema muy serio de identidad. Psicológicamente el problema es que son rechazados allá (Estados Unidos) y son rechazados aquí (México). Entonces al no ser de ningún lado, son los desterrados.”

Lozano Diez estimó que “ser desterrado probablemente sea lo peor que le pueda pasar a un ser humano. No tener raíces y si no se tienen raíces, tampoco se tienen destinos. Es muy difícil pensar en un futuro, como un ‘dreamer’, con un sentido de triunfo cuando ni siquiera tengo orgullo de lo que soy, ni de dónde vengo.”

En caso de que esos niños registrados en aquel país sean deportados a México, “es una crisis que se nos viene encima, que nos va a estallar en las manos y no podemos estar de brazos cruzados frente a ella.”

A este respecto, la Universidad Panamericana empezó algunos proyectos. “Hemos venido trabando en dos líneas. En este momento, más de una ayuda de orden material, que psicológica, nuestra Facultad que tiene socios en Estados Unidos, específicamente de Chicago, hemos estado trabajando en casos de familias que van a ser divididas. Y estamos por empezar con otro socio, que es la Universidad de Yale…”.

hbc



Artículos Relacionados

Back to top button