Fórmula Detrás de la NoticiaVideo

Miedo, uno de los saboteadores de la felicidad: Gaby Vargas. Con Ricardo Rocha

La escritora Gaby Vargas, autora del libro “Yo decido”, aseguró que le asombró la cantidad de personas que creen que son las circunstancias las que deciden su vida, pero “en realidad es hacerles un llamado a darte cuenta que tú eres el único responsable de tu vida, de tu felicidad, de tu salud y del bien llevarte con los demás”.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

AudioNoticias

Miedo, uno de los saboteadores de la felicidad: Gaby Vargas. Con Ricardo Rocha

La escritora Gaby Vargas, autora del libro “Yo decido”, aseguró que le asombró la cantidad de personas que creen que son las circunstancias las que deciden su vida, pues el 40 por ciento cree que el esposo decide o el jefe, y “en realidad es hacerles un llamado a darte cuenta que tú eres el único responsable de tu vida, de tu felicidad, de tu salud y del bien llevarte con los demás”.

De acuerdo con la escritora, lo único que no podemos decidir es la fecha en que nacimos, la familia a la que llegamos, la salud con la que llegamos a este mundo, ni el día que nos iremos de este mundo, “eso sí realmente es el destino, Dios, quien quieras, pero en medio sí es mi decisión”.

En entrevista con Ricardo Rocha, en “Fórmula Detrás de la Noticia”, señaló que el miedo es uno de los saboteadores más importantes de nuestra felicidad y “no me atrevo a dar el paso porque me siento poca cosa”.

En este sentido, indicó que cuando se toma una decisión buena, se siente en el vientre, “el cuerpo tiene una sabiduría ancestral y hay cosas que sabemos que no sabemos porque las sabemos, pero es el me late, ese clic que te hace en el estómago”.

Asimismo, refirió que el no tomar una decisión es una decisión en sí, pero cuando tú no decides por ti, el mundo termina decidiendo por ti.

“Como siempre digo, es decidir en qué asiento del coche quiero viajar en mi vida, en el del conductor o en el del pasajero. Es muy cómodo vivir en el del pasajero, pero a la larga pagas una cuota de tu propia infelicidad, de tu propio vacío, de darte cuanta que no lograste hacer lo que hubieras querido hacer porque las circunstancias o Dios así lo quiso y eso es un conformismo muy cómodo”, sotuvo.

lmm

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button