AudioEn los Tiempos de la Radio

Garibaldi se llenó de halcones hora y media antes del ataque; hubo indicios desde meses atrás: Héctor de Mauleón

“A esta venganza le va a seguir otra”: periodista.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

AudioNoticias

Garibaldi se llenó de halcones hora y media antes del ataque; hubo indicios desde meses atrás: Héctor de Mauleón

El ataque ocurrido en Garibaldi el viernes pasado en el que tres presuntos sicarios vestidos de mariachi abrieron fuego contra 11 personas con armas de alto calibre, ya se esperaba desde hace un tiempo, señaló el periodista Héctor de Mauleón.

En entrevista con Óscar Mario Beteta, el periodista señaló que ya había varios indicios desde hace varios meses, de que una agresión de esa magnitud iba a ocurrir pronto en calles de la Ciudad de México.

Recordó que en marzo pasado, integrantes de la organización criminal de la Unión Tepito asesinaron al encargado de la venta de droga en Garibaldi en una cancha de fútbol rápido de Tlatelolco, lo que desató una ola de ejecuciones.

“Las autoridades no hicieron nada, intervinieron por un tiempo Garibaldi, durante unos días, después se fueron y volvió la actividad criminal”, señaló de Mauleón.

Otro dato es que, recientemente dejó de funcionar el alumbrado público y ninguna autoridad capitalina acudió a solucionar el problema.

“Las luminarias fueron apagadas por los de la Fuerza Unión para protegerse porque les interesaba mantener oscura la plaza para que, en caso de un ataque, no pudieran ver bien los que llegaran en donde estaban ellos”, indicó.

La noche del viernes se encontraba en el establecimiento ubicado en Honduras y Callejón de la Amargura, el nuevo encargado de la venta de droga, apodado Chucho, en compañía de la viuda del líder asesinado hace seis meses, y otras nueve personas cuando tres sujetos vestidos de mariachis se les acercaron, sacaron las armas de estuches de instrumentos y les dispararon.

“La gente y los testigos que estaban ahí lo cuentan como una película de terror, se escuchó la ráfaga, todo mundo empezó a correr, se oyeron los gritos, las súplicas de quienes habían sido agredidos, se oyeron gemidos, y se oyó un grito que decía: ‘esto es por todo lo que hiciste’ y lo más impresionante fue el silencio imponente”, narró el periodista.

Vecinos y locatarios informaron que hora y media antes atentado, Garibaldi comenzó a llenarse de halcones, por lo que “tenían la impresión de que iba a haber una reunión o iba a llegar alguna persona importante, y esto pudo servir para que los enemigos de los que están al frente de la venta de droga en la plaza ordenaran el ataque”.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button