score
Eduardo Ruiz HealyVideo

Dejar hijos en EU es el dolor más grande: Tonatiuh Guillén. Con Ruiz Healy

Tonatiuh Guillén indicó que la prioridad de El Colegio de la Frontera Norte es el dolor humano que implican las deportaciones de estos mexicanos que tienen 5, 10, 15 o más años viviendo en Estados Unidos “y aparecen un día en la frontera mexicana y el dolor más alto es dejar hijos en Estados Unidos”.



Artículos Relacionados

AudioMéxico

Dejar hijos en EU es el dolor más grande: Tonatiuh Guillén. Con Ruiz Healy

Tonatiuh Guillen López, presidente de El Colegio de la Frontera Norte, dijo que en relación con las deportaciones, tan fuertemente posicionadas en el debate binacional, que “siguen en la inercia previa, esto quiere decir que no tenemos grandes cambios”.

Destacó que, de hecho, el flujo de deportaciones en diciembre-enero, “fue de los más bajos en mucho tiempo, todavía no registramos un giro, hay una parte de logística que todavía no la tiene Estados Unidos, que es que realmente sí están armando un aparato de deportación”.

Sin embargo, indicó en entrevista con Eduardo Ruiz Healy, que la realidad es que el gobierno de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, “está en un escenario de una nación dividida y de un gobierno dividido generando tal polarización que se ha visto reflejada en la resistencia explícita y clara de organizaciones civiles que están en contra de estas actitudes”.

Detalló que no es solamente un asunto de logística, sino que también hay una pelea al interior de Estados Unidos. ”Hay una división política profunda y creo que en la negociación de México con Estados Unidos es una variable que hay que considerar”.

Señaló que “Donald Trump es un personaje para minimizar, pero tampoco hay que dejar de lado que no se puede manejar con impunidad y sin límites, pero también hay que señalar que hay gobiernos, hay sociedad civil, hay una resistencia y estos huecos son los que hay que hacer más grandes”.

Abundó que hay que asociarnos, extender brazos de colaboración justo con esta oposición “hay que estar con los gobernadores y alcaldes que ya se opusieron abiertamente a las políticas de Donald Tump”.

Enfatizó que las deportaciones que pudieran venir en los años siguientes, son todavía muy bajas de las que tuvimos en el primer periodo del presidente Barack Obama. “la gran diferencia es que aquellas no las vimos.

“Y creo que el lado bueno de todo este discurso ahora agresivo, xenófobo e insoportable de Trump, es que nos damos cuenta de que estamos reconstruyendo y recuperando de que México también es una nación trasterritorial y de que hay mexicanos del otro lado que son millones, ese es un lado que hay que aprovechar en el sentido positivo y avanzar esa unidad que nos ha faltado mucho”.

Concluyó señalando que la prioridad de El Colegio de la Frontera Norte es el dolor humano que implican las deportaciones de estos mexicanos que tienen 5, 10, 15 o más años viviendo en Estados Unidos “y aparecen un día en la frontera mexicana y el dolor más alto es dejar hijos en Estados Unidos”.

jhe



Artículos Relacionados

Back to top button