score
Eduardo Ruiz HealyVideo

Prejuicios morales, dogmas y creencias definen a las drogas como un mal: escritor. Con Ruiz Healy

Jorge Díaz Cuervo, autor del libro “Drogas, caminos hacia la legalización” , abundó que el 80 por ciento de los seres humanos del planeta no tienen acceso a una pastilla para curarse el dolor” y el segundo objetivo es erradicar cualquier otro uso que no sea el médico o el científico, esto parte a partir de un dogma, una creencia y se busca erradicarla”



Artículos Relacionados

AudioNoticias

Prejuicios morales, dogmas y creencias definen a las drogas como un mal: escritor. Con Ruiz Healy

Las drogas es uno de los problemas que más ha lastimado en los últimos diez años y ha convertido a nuestro país en un camposanto por las matanzas que provoca, señaló Jorge Díaz Cuervo, autor del libro ‘Drogas, caminos hacia la legalización’.

Quien fuera diputado local por el Partido Alternativa Social Demócrata, refirió que escribió este libro porque le parecía que habría que echarle un buen ojo “a estas leyes que nos hemos dado como seres humanos y entender por qué no están funcionando”.

En ese sentido, agregó que en este tema de las drogas, había que entrarle a la parte jurídica “para entender por qué una norma a veces es tan defectuosa que genera externalidades negativas como las que estamos viviendo y fue un trabajo que hice para doctorarme en Derecho”.

Abundó en entrevista con Eduardo Ruiz Healy que quiso adentrarse en este tema, ser crítico con las leyes en donde se topó con una serie de errores “y la que más afecta al sistema en su conjunto es que está basado en una serie de prejuicios morales, dogmas, creencias y definiciones de las drogas como un mal”.

Indicó que en el preámbulo de la Convención de 1961 sobre las drogas, se dijo que preocupados por la salud por la humanidad, es que se crearon las leyes “y en los últimos 55 años se ha construido un andamiaje jurídico enorme que involucra a 18 países con dos objetivos; asegurar que estas sustancias lleguen a todo el planeta para curar nuestra salud, objetivo que está lejos de cumplirse”.

Abundó que el 80 por ciento de los seres humanos del planeta no tienen acceso a una pastilla para curarse el dolor “y el segundo objetivo es erradicar cualquier otro uso que no sea el médico o el científico, esto parte a partir de un dogma, una creencia y se busca erradicarla”.

Detalló que en la primera parte de su libro ‘Drogas, caminos hacia la legalización’ cuenta la historia de cómo se creó este andamiaje jurídico “partiendo de que nuestra relación como seres humanos con las drogas es milenaria, hemos convivido con las drogas siempre, pero el prohibicionismo es historia reciente”.

Recordó que el primer ordenamiento prohibicionista fue en 1875, en San Francisco, California, para prohibir los salones de fumaderos. “y después lo que hago en este libro, es analizar cuáles son los objetivos de las convenciones y si se han cumplido y la respuesta es un rotundo no”, apuntó.

jhe



Artículos Relacionados

Back to top button