score
Eduardo Ruiz HealyVideo

Tarea del gobierno garantizar calidad en transporte público: Greenpeace. Con Ruiz Healy

“Si hoy el 80 por ciento se va a la creación de puentes, segundos pisos, autopistas urbanas, etcétera, que se balancee ese presupuesto para empezar a mejorar o extender el transporte público”, señaló Gustavo Ampugnani, líder del proyecto de Megaciudades de Greenpeace México.



Artículos Relacionados

NoticiasAudio

Tarea del gobierno garantizar calidad en transporte público: Greenpeace. Con Ruiz Healy

La única forma de resolver la congestión de las vialidades y el deterioro de la calidad del aire de la Ciudad de México es, a través de la inversión de fondos públicos, hacer eficiente y ampliar las redes de transporte público, colectivo y de gran capacidad, señaló Gustavo Ampugnani, líder del proyecto de Megaciudades de Greenpeace México.

En entrevista con Eduardo Ruiz Healy planteó que un ciudadano hace uso de vehículos particulares porque prevén seguridad y comodidad, elementos que el transporte público no ofrece, “si fuese rápido, cómodo y seguro, mucha gente dejaría el auto en su casa y preferiría el transporte público”.

Destacó que en 1989 cuando se aplicó “temporalmente” el programa ‘Hoy no circula’ durante la época invernal tuvo beneficios, “cuando se hizo permanente generó un efecto secundario, pues los que podían comprarse un segundo auto para evitar la restricción, inundaron la ciudad de automóviles”.

Ampugnani indicó que los microbuses y unidades públicas deben regularizarse; en primera instancia deberá comenzar a balancearse la asignación de presupuesto público, pues casi el 80 por ciento del dinero que se va al sector transporte, se invierte en infraestructura que estimula el uso particular del auto.

“Si hoy el 80 por ciento se va a la creación de puentes, segundos pisos, autopistas urbanas, etcétera, que se balancee ese presupuesto para empezar a mejorar o extender el transporte público”, señaló.

El garantizar que el transporte público sea seguro, cómodo y adecuado es tarea del gobierno, señaló el líder del proyecto de Megaciudades de Greenpeace, “deben fiscalizar que si esto se concesiona se haga un buen uso.

“Hay muchos fondos afuera que quieran invertir en proyectos para reducir las emisiones de sector transporte en las grandes ciudades del mundo, porque eso también contribuye a frenar el cambio climático”, expresó.

Asimismo dijo que se debe demostrar voluntad política y coordinación entre los actores políticos, “no se pueden estar peleando las autoridades de la Ciudad de México, con las autoridades del Estado de México como hicieron apenas sucedió lo de la contingencia”.

Se debe entender que el problema no sólo se da en la Ciudad de México, sino que es un problema regional, que va más allá de los límites administrativos de una ciudad o de un municipio, lo que requiere tomar medidas, destacó Ampugnani.

“La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) no tiene dientes”, expresó el miembro de Green Peace México, “nos quedamos en ese laberinto, en esa ambigüedad y los más afectados somos todos nosotros, porque nosotros estamos expuestos, es nuestra salud”, finalizó.

tls



Artículos Relacionados

Back to top button