score
Ciro por La MañanaVideo

Colosio más cerca de AMLO en lo social y de EPN en lo económico. Durazo. Con Ciro Gómez Leyva

A 20 años del asesinato de Colorio, su ex sexcretario particular, Alfonso Durazo, confía en que alguien en su lecho de muerte revele y herede al país la verad sobre quién y por qué se ordenó la muerte del político sonorense.



Artículos Relacionados

AudioNoticias

Colosio más cerca de AMLO en lo social y de EPN en lo económico. Durazo. Con Ciro Gómez Leyva

Los ideales del ex candidato a la Presidencia por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Luis Donaldo Colosio Murrieta, asesinado el 23 de marzo de 1994, estarían más cerca de Andrés Manuel López Obrador en lo social y más de Enrique Peña Nieto en lo económico, consideró Alfonso Durazo, quien fuera secretario particular del oriundo de Magdalena de Kino.

A 20 años del asesinato de quien fuera su jefe, el ahora diputado por Movimiento Ciudadano y cercano a López Obrador realizó un recuento de lo ocurrido aquel año y para responder a quien de los dos políticos estaría más cerca se remitió al discurso de Colosio pronunciado el 6 de marzo de 1994 en la Plaza de la República.

“No sólo era una extraordinaria pieza oratoria, sino que recogía el pensamiento político de Luis Donaldo en esencia porque fue un documento que se estuvo trabajando por un periodo de dos meses”.

Dijo que la esencia de ese discurso es la necesidad de transformar el poder para democratizarlo y democratizar al mismo tiempo, la disputa por el poder particularmente la madre de todas las batallas por el poder que es el poder presidencial.

“Luis Donaldo decía que si analizábamos los conflictos políticos que había en el país, en el trasfondo de todo esto había invariablemente una disputa no democrática por el poder y por eso concluía en la necesidad de democratizar tanto la disputa como el ejercicio. Y la otra vertiente era la necesidad de consolidar la responsabilidad social del Estado derivado de la desigualdad social muy marcada que había”, recordó.

Uniendo esas dos vertientes, concluyó que Luis Donaldo era un socialdemócrata, lo que lo acerca a López Obrador; porque el pensamiento ideológico-político del Presidente está más ubicado a la derecha y Andrés Manuel más a la izquierda que del centro y algunas de sus posiciones son calificadas como radicales y en ese sentido el tabasqueño tiene más clara la necesidad de combatir la desigualdad, y ahí hay un acercamiento en la visión sin pretender que haya parecido en sus estilos políticos.

En tanto que en el aspecto económico, Luis Donaldo tendría un pie en la derecha, pero muy cercano al centro porque entendía la responsabilidad social que debe cumplir el sector empresarial y el privado, pero con una serie de consideraciones que tienen que ver con el interés mayoritario de los mexicanos, cuando menos así lo planteó en el discurso del 6 de marzo.

Entrevistado en el estudio de Ciro Gómez Leyva, Alfonso Durazo dijo que en lo político, Colosio Murrieta tiene un estilo muy distinto de López Obrador y de Peña Nieto.

“Luis Donaldo estuvo formado en un estilo de hacer política muy institucional y de hecho una buena parte de lo que aprendí en mis años de priista, de los que jamás he renegado, que fue una etapa intensa en mi vida, y la diferencia con Andrés Manuel está en que Luis Donaldo era mucho más formal en su desempeño político”, comparó.

A 20 años del aniversario de su asesinato el ex sexcretario particular de Luis Donaldo Colosio confía en que alguien en su lecho de muerte revele al país quién y por qué se ordenó la muerte del político sonorense.

Sin militar en el partido Movimiento Ciudadano, el diputado federal Alfonso Durazo dijo que Colosio hubiera sido un buen presidente y no lo dice por su cercanía emocional, que en realidad no era tal, sino por la relación de trabajo de jornadas de 24 horas.

Aunque admitió que pudiera caer en la tentación de mostrar una visión medio mítica, reconoció que su ex jefe no tenía el mérito de la perfección “pero hubiese sido un buen presidente porque desde el PRI construyó una base social formada por los priistas, así como una red de relaciones con los diversos sectores.

Reveló que unos días antes del fatídico 23 de marzo, Colosio se reunió con Andrés Manuel López Obrador con quien cenó “y por lo que recuerdo fue una reunión grata, de ánimo político favorable muy sano”.

Luis Donaldo planteado como el candidato de la unidad buscó acercamientos con todas las fuerzas políticas y tenía muy buena relación también con Carlos Castillo Peraza, con Cuauhtémoc Cárdenas a pesar de que era su adversario político, es decir –dijo- predominó la civilidad y madurez políticas.

PERSISTEN DUDAS SOBRE ASESINATO

A pregunta expresa sobre si persisten las dudas en torno a la investigación y las diversas tesis que surgieron sobre este caso, Durazo reiteró que se trató de un crimen “que se dio en el contexto de una disputa por el poder político, la madre de todas las disputas, la Presidencia de la República, es un crimen que se cometió por razones políticas y creo que es un crimen que se dio desde el poder, en los alrededores del poder de quienes no querían a Colosio”.

En ese sentido, recordó que hay muchos casos en la historia que no se han podido documentar por lo que dijo “no pierdo la esperanza de que tengamos algún elemento de alguien que esté a punto de morir” y revele los claroscuros de este asesinato.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button