AudioLeonardo Curzio en Fórmula

En estos tiempos no se reconoce la importancia del hecho, mensaje y mensajero: José Ramón Cossío

Cuando la representación social se traslada a aquel que tiene en la representación política y que tiene capacidades políticas de hacer cosas en el presente es algo lastimoso

De acuerdo con el exministro de la SCJN, José Ramón Cossío, hay una frase histórica que dice “matemos al mensajero”, que en diferente culturas lo han traducido en su propio lenguaje.

Por otra parte, en una columna escrita con Cossío, Plutarco contó una historia muy interesante que, cuando el general Lúculo se estaba acercando a lo que fue Asia armeña, le avisaron al gobernador Tigranes que estaban a punto de llegar los romanos, por lo que la mejor solución que se le ocurrió al gobernador fue decapitar al mensajero.

En entrevista con Leonardo Curzio, José Ramón Cossío, señaló que esta historia la quiere llevar al tiempo presente en que los poderosos en un momento dado puedan decir “el que me traiga malas noticias, que le corten la cabeza”, ya que en los tiempos que estamos viviendo no se está reconociendo la importancia del hecho, mensaje y la instrumentalidad del hombre que trae el mensaje.

El exministro explicó que cuando la representación social se traslada a aquel que tiene en la representación política y que tiene capacidades políticas de hacer cosas en el presente es algo lastimoso.

 

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button