score
Atando CabosVideo

Busca consorcio dejar clara responsabilidad en L-12: especialista. Con Denise Maerker

Barbará Anderson, especialista en temas económicos y financieros, resaltó que a decir de Cintia Angulo, directora de Alstom, tras la presentación de los trenes ellos hicieron una recomendación en el sentido de que estas unidades podrían correr por las vías, pero generarían un mayor desgaste de materiales.



Artículos Relacionados

Noticias

Busca consorcio dejar clara responsabilidad en L-12: especialista. Con Denise Maerker

Barbará Anderson, especialista en temas económicos y financieros, precisó que durante la reunión que sostuvieron este jueves, representantes del consorcio ICA-Carso-Alstom, para fijar una postura sobre las fallas en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro de la Ciudad de México, el que tomó la batuta fue Bernardo Quintana Isaac, presidente de ICA, quien invitó a sentarse a la mesa a Cintia Angulo Leseigneur, actual directora de Alstom y a Antonio Gómez García, director de Carso Infraestructura y Construcción.

En el noticiero “Atando Cabos”, detalló el consorcio básicamente planteó una postura muy sólida, al asegurar que la parte relacionada con las obras está totalmente terminada, así como que tienen documentada la correcta entrega de todo en tiempo y forma, para después poner a consideración de los medios un documento en el que formalmente y por escrito, avisan al Gobierno del Distrito Federal (GDF) que los trenes proporcionados por CAF para esta línea requerirían de un mantenimiento especial, más caro y mayormente intensivo.

“Con eso, este consorcio trata de separar muy bien lo que tiene que ver con obra e infraestructura entregada, versus mantenimiento de la Línea que es algo, por lo que decía la gente de Carso, desde octubre del año pasado nadie, ninguna empresa tiene un contrato en México para mantener la Línea 12 del Metro”, abundó.

Tras recordar que Alstom cuenta con una vasta experiencia en operación de este tipo de sistemas de transporte a nivel global, la especialista señaló que a decir de Cintia Angulo, tras la presentación de los trenes ellos hicieron una recomendación en el sentido de que estas unidades podrían correr por las vías, pero generarían un mayor desgaste de materiales.

Añadió que en su oportunidad, Bernardo Quintana expresó que este problema se suscitó con el cambio de administración en gobierno capitalino, “diciendo que la nueva administración se enojó al ver los papeles de la Línea 12, viendo también que el mantenimiento de esta línea en particular iba a ser tan caro”, para después añadir que aunque no quiere culpar a nadie, a su parecer esto es una decisión que tiene como fin enviar un mensaje político.

Finalmente, al ser cuestionada sobre las afirmaciones del consorcio, en el sentido de que no debió suspenderse el servicio, Bárbara Anderson explicó:

“Lo que ellos dijeron es que con ingenieros de las tres compañías revisaron en los pocos momentos que les dejaba la administración de hoy día, y que evidentemente podían seguir circulando, que ya habían circulado 190 millones de personas en esa vía, que no era necesario el cierre definitivo o el cierre de esta cantidad de estaciones, que el tren debió haber seguido.

“Había que sumarle un mayor mantenimiento durante estos tiempos, pero que no era necesario y no era riesgoso para ninguno de los pasajeros del metro, cerrar los tramos que se cerraron.”

cegs



Artículos Relacionados

Back to top button