score
Atando CabosVideo

Pilotos Malaysia no pudieron desactivar mecanismos: ASPA. Con Denise Maerker

El piloto Leonardo Sánchez Herrera, vocero de ASPA, señaló que para esconder un Boeing 77 se debe contar con un aeropuerto viable para aterrizar un avión con un peso de 252 toneladas, mide 63 metros de largo, 60 metros de envergadura y 18 metros de altura total, lo que reduce las posibilidades a un aeropuerto internacional o una base militar.



Artículos Relacionados

AudioMundo

Pilotos Malaysia no pudieron desactivar mecanismos: ASPA. Con Denise Maerker

El piloto Leonardo Sánchez Herrera, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), al referirse a los nuevos datos respecto a la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, precisó que se ha involucrado a los pilotos que iban al mando de este avión, ya que ellos tendrían conocimiento sobre cómo desactivar los dispositivos de rastreo de la aeronave.

Entrevistado en el noticiero “Atando Cabos”, añadió que pese a esto, existen algunos aparatos que envían informes de manera automática al fabricante, en este caso Boeing, y al hangar de mantenimiento de la línea aérea, los cuales no pueden ser intervenidos de manera directa por los pilotos.

“Vamos a suponer que los pilotos apagaron todo, esa es una hipótesis que hay y de alguna manera, para no ser detectado en el radar porque aunque yo apague el radio, se sigue viendo un pequeño eco en la pantalla que no dice quién es, pero se sigue viendo. Entonces para evitar eso, todos hemos visto películas de guerra, que los aviones vuelan muy bajito para evitar los radares”, abundó.

Añadió que otro detalle a considerar, es que en el momento en que el avión baja, gasta cinco o seis veces más combustible que con una mayor altitud, lo que significa que en el momento en que ocurre el descenso, se debe contar con un aeropuerto viable para aterrizar un avión con un peso de 252 toneladas, mide 63 metros de largo, 60 metros de envergadura y 18 metros de altura total.

Con base en tales dimensiones, para aterrizar este avión necesita una pista con por lo menos 45 metros de ancho, que le permita descender, girar sobre su eje y pudiera ser escondido, lo que reduce las posibilidades solamente a un aeropuerto internacional o una base militar, ya que no sería viable utilizar una pista clandestina con este fin.

Destacó que otro punto importante es que la última comunicación que tuvo este avión con torre de control, alrededor de las 01:30 horas, del pasado 8 de marzo, durante la cual el piloto se limitó a decir que todo estaba bien y desear una buena noche a los operadores de torre.

“El avión nunca mandó una señal de emergencia, ni de falla y ellos se despidieron normalmente y hasta ahí es lo único que tenemos de comunicación de este avión”, resaltó.

Respecto a los nuevos reportes que señalan la presencia de un ingeniero aeronáutico en esta aeronave, quien podría ser el responsable de esta desaparición, el capitán Sánchez Herrera explicó:

“Si yo sé manejar un coche y el día de mañana me sientan en un Fórmula 1, no tengo ni idea de cómo sentarme, esto es, un piloto que haya aprendido a volar y que tenga acceso a la cabina de ese avión, estaría perdido, no sabría qué hacer ni dónde localizar toda la instrumentación y todos los controles, debe ser alguien que tenga un adiestramiento completo del avión para saber manipular diferentes sistemas.”

Finalmente, enfatizó que tras leer, ver los esquemas e investigar más del Boeing 777, le han surgido diversas incógnitas principalmente relacionadas con la falta de comunicación y envío de señales automáticas que revelen la existencia de alguna falla, pues recordó estas aeronaves cuentan con un equipo denominado Emergency Locator Transmitter (ELT), que tras un impacto en tierra o agua, manda una señal en una frecuencia especial a los demás aviones sobre la emergencia.

cegs



Artículos Relacionados

Back to top button