¿Quién es Erick Uriel "La Rana", el último detenido por el caso Ayotzinapa?


Publicidad Google

13 de Marzo, 2018

    

El sicario de la organización criminal Guerreros Unidos era profesor de educación física.

Foto: Twitter @PGR_mx

Publicidad Google

Erick Uriel Sandoval, La Rana, de 35 años, pasó de profesor de Educación Física a sicario de Guerreros Unidos y está vinculado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El titular de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, Alfredo Higuera Bernal, informó que el presunto delincuente, que operaba en el estado de Guerrero, es señalado como generador de violencia en la zona del río Balsas.

"La Rana" nació en el municipio de Atlixtac, perteneciente a la región de la Montaña de Guerrero, colindante con Chilapa de Álvarez, donde se han incrementado los índices de violencia, debido a la disputa entre grupos delictivos desde hace unos años.

Sandoval, además de sicario, era traficante de droga de Cocula a Balsas y de Balsas a Iguala. Presuntamente asesinó, incineró y recolectó las cenizas de los 43 estudiante en el basurero de Cocula, Guerrero junto con Jonathan Osorio Cortes, El Jona; Agustín García Reyes, El Chereje y Patricio Reyes, El Pato.



Continúan prófugos José Ángel Casarrubias Salgado, ' El Mochomo' ; Miguel Miranda Pantoja, ' El Pajarraco' , y José Ulises Bernabé García.

La PGR ofrece una recompensa de 1.5 millones de pesos para quienes aporten información sobre los presuntos delincuentes.

El pasado 28 de octubre de 2014, El Jona declaró que "El Cepillo", "La Rana", "El Duba" y "El Peluco" cuidaban una camioneta blanca en la que iban abordo aproximadamente 40 personas.

"La Rana bajó a cuatro personas en forma aleatoria y los pasó a la estaquitas en la que íbamos nosotros, para esto quiero decir que una de las personas que pasaron ya estaban muertas, tenía una herida en la cabeza, el cuerpo estaba frío lo que me indicaba que ya tenía rato de que estaba muerto", dijo Jonathan Osorio.

"La Rana" fue capturado a casi 43 meses de la desaparición de los estudiantes, el gobierno federal lo consideraba como uno de los objetivos prioritarios, por lo que la Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía una recompensa de 1.5 millones de pesos por información que ayudara a su captura.

Erick Sandoval fue trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), donde rinde su declaración, de acuerdo con El Universal.