Detención de "La Rana" no desatará nudo para dar con los 43: Vidulfo Rosales


Publicidad Google

13 de Marzo, 2018

    

"La detención de Erick Sandoval es importante en la teoría del basurero de Cocula y hemos visto que esa línea de investigación no ha llevado a nada; esta no es una detención tan importante como dice la PGR", indicó el abogado.

Foto: Grupo Fórmula

Publicidad Google

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 normalistas desparecidos en Iguala, Guerrero la noche del 26 de septiembre de 2014, minimizó la detención de Erik Sandoval, alias "La Rana", anunciada ayer por la Procuraduría General de la República (PGR), ya que con esta se pretende reforzar la teoría de que los estudiantes fueron incinerados en el basureo de Cocula, de lo cual -recordó- no existe prueba científica.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva dijo que la detención sería relevante si el detenido pudiera aportar datos que llevaran al paradero de los normalistas.

"La detención de Erick Sandoval es importante en la teoría del basurero de Cocula y hemos visto que esa línea de investigación no ha llevado a nada; esta no es una detención tan importante como dice la PGR", indicó.

Admitió que es probable que el detenido haya participado "pero no le damos la importancia, a menos de que en su declaración haya una referencia que indique el paradero de los jóvenes, es probable su participación pero lo que nos dicen los peritajes científicos es que no hay certeza de que pudo haber ocurrido un incendio, se pone en duda esa tesis, además de que hay datos de que los detenidos sufrieron malos tratos y tortura".

Recordó que existe evidencia de que la escena del crimen (basurero de Cocula) ha sido alterada, contaminada, por lo que los padres no creen en esa teoría de la PGR y destacó que la detención de "La Rana" no desatará el nudo del paradero de los 43 normalistas como pretende hacer creer la dependencia.

Además, agregó, existen otras líneas que darían más certeza a los padres, como lo ocurrido en Huitzuco, las llamadas telefónicas y lo que pasó en las inmediaciones del Palacio de Justicia de Iguala.