Por tronarse los nudillos, un hombre casi pierde el brazo... ¡Y la vida!


Publicidad Google

06 de Febrero, 2018

    

La común práctica le generó una infección.

Foto: Twitter @ecosaludglobal

Publicidad Google

La "indefensa" y común práctica de tronarse los nudillos casi mata un hombre de 31 años que, mientras tronaba los huesos de sus manos, se abrió una vieja herida.

El dolor fue tan intenso que en un primer momento Antoine Boylston pensó que se había roto el meñique derecho, pero al llegar al hospital, su mano comenzó a hincharse y el tono de su piel se oscureció.

Luego de una biopsia de piel, los médicos encontraron bacterias mortales que lo devoraban dentro de su cuerpo.

"Todo ese tiempo pensé que tenía un dedo roto que me estaba haciendo sentir mal del estómago. No fue hasta que desperté de la cirugía y me dijeron que tenía ‘fascitis necrosante' cuando me di cuenta de la gravedad de la situación", explicó el residente de Kentucky, Estados Unidos.

El hábito de tronarse los nudillos generó la infección al agravar la costra que tenía. El paciente fue sometido a una operación del codo hasta los dedos para cortarla. Si Boylston no hubiera sido atendido en ese momento, habría perdido el brazo o incluso la vida, según SDP noticias.